Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Salud incrementa su producción a 150 mil litros de leche diarios

La Cooperativa mantiene un estricto control de la calidad de la leche

La cooperativa mantiene un estricto control sobre el cuido del ganado. FOTO EDH /Jorge Reyes

La cooperativa mantiene un estricto control sobre el cuido del ganado. FOTO EDH /Jorge Reyes

La cooperativa mantiene un estricto control sobre el cuido del ganado. FOTO EDH /Jorge Reyes

La Cooperativa Ganadera de Sonsonate, conocida comercialmente como Salud, celebra sus 60 años con numerosos logros como el de haber aumentado su producción desde 2,000 litros diarios de leche hasta 150 mil.

El crecimiento sostenido que ha experimentado la empresa se debe en gran medida a las buenas prácticas que mantiene para ofrecer un producto de calidad a los salvadoreños, según dijo su presidente, Roberto Trigueros.

La cooperativa tiene un sistema de asesoramiento para que cada uno de los ganaderos socios que contribuyen con la producción del líquido ofrezcan un buen producto.

"La calidad de la leche comienza desde la hacienda, no comienza en la planta. Nosotros tratamos de mantener un protocolo desde cómo ordeñar la vaca, cómo limpiarla, y cómo enfriarla inmediatamente para que no le llegue bacteria, porque aquí comienza la calidad", detalló Trigueros.

En un recorrido realizado a la Hacienda Las Palmitas, en Caluco, Sonsonate, se pudo comprobar el riguroso cuidado que los socios de la cooperativa brindan al ganado.

En las haciendas mantienen un cuido especial desde los alrededores donde se encuentra ubicado el ganado, pendientes de que cuenten con una temperatura adecuada para evitar el estrés de los animales y, además, proporcionándoles una alimentación balanceada y adecuada.

De acuerdo con el vicepresidente de la compañía, Eduardo Borja, cada hacienda tiene clasificado el ganado según su edad, y tienen un cuidado extremo con las vacas que se encuentran en proceso de reproducción.

"Somos la única planta láctea en el país, y en Centroamérica habrán muy pocas que tenemos una metodología y control para lograr obtener una leche tan higiénica", añadió Borja. "Tenemos nuestras propias técnicas y equipos para medir la calidad de la leche".

La leche, que se obtiene mediante tres ordeños al día en las haciendas, no pasa ni 24 horas en el lugar, ya que se trata de llevar de manera inmediata a la planta para ser procesada.

Esta rutina se lleva a cabo todos los días para llevar leche fresca y de la mejor calidad a los salvadoreños.

"Leche, en El Salvador, hay. Lo que pasa es que no todas las leches son de buenas calidades. Hay que dar asesoría para que el ganadero vaya produciendo leche de mejor calidad", aseguró Trigueros.

Los directivos de la cooperativa La Salud añadieron que para la empresa ha sido un verdadero reto hacerle frente a la inseguridad en el país, sobre todo porque muchos de sus distribuidores se ven forzado a pagar la mal llamada "renta" para entrar a algunos lugares. A pesar de las adversidades, mantienen la firme visión de seguir creciendo tanto en volumen de producción como en ventas.

Una amplia gama de productos

Con la cantidad de leche que se procesa a diario, la compañía ha logrado diversificar sus productos en los últimos 20 años.

Además de leche, han logrado llevar al mercado al menos 30 nuevos alimentos, cada uno en diferentes presentaciones.

Entre su oferta se incluye: leche fresca pasteurizada, leche de larga duración, leche saborizada (fresa, vainilla, y chocolatina), avena, dips, quesos en una amplia variedad, té fríos, jugos, agua embotellada y también yogur.

La compañía ha invertido en los últimos 3 años cerca de $9 millones en el desarrollo de nuevos productos y en maquinaria, como un nuevo pasteurizador tetrapack con capacidad para procesar 20 mil litros de leche por hora.

Además, se ha ampliado la planta de yogur, que tenía capacidad para producir 30 mil litros. También se ha invertido en maquinaria para mezclas.

Desde hace casi 2 años, la empresa está exportando una pequeña parte de su producción hacia Guatemala, con productos como jugo y leches saborizadas de larga vida.

Pese a ser una gran empresa en el país, la meta es cubrir totalmente la demanda local antes de incursionar de lleno en otros mercados internacionales, aseguró Trigueros.

"A pesar de las inversiones millonarias, la demanda local absorbe la producción. Aún hay campo de crecimiento en El Salvador. Hemos estado bastante metidos aquí, ya ahorita vamos a empezar a movernos", apuntó Borja.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación