Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sacyr asegura: el canal de Panamá culminará con éxito

Cuatro nuevas compuertas para las esclusas de ampliación del Canal de Panamá, procedentes de Italia donde fueron construidas, llegaron a Colón, Panamá. foto edh / efe

Cuatro nuevas compuertas para las esclusas de ampliación del Canal de Panamá, procedentes de Italia donde fueron construidas, llegaron a Colón, Panamá. foto edh / efe

Cuatro nuevas compuertas para las esclusas de ampliación del Canal de Panamá, procedentes de Italia donde fueron construidas, llegaron a Colón, Panamá. foto edh / efe

PANAMÁ. El presidente de la multinacional española Sacyr, Manuel Manrique, aseguró ayer que los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, que lidera el grupo, culminarán con éxito, y que la compañía será reconocida por su papel en la obra más emblemática y, quizá, la más complicada del mundo.

Durante su intervención en la Junta de Accionistas, Manrique mostró el compromiso del consorcio encargado de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, por concluir las obras a finales de 2015, salvo circunstancias ajenas al contratista.

El presidente de Sacyr insistió en que la compañía lidera de manera "impecable" su obra "estrella", a pesar de las diferencias que hubo con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), que provocaron la suspensión de las obras durante 16 días, el pasado mes de febrero.

Una problemática, que en su opinión, se vio magnificada por el ruido mediático y el proceso electoral en Panamá.

Esta misma semana, cuatro compuertas, del total de 16 que requieren las nuevas esclusas del Canal de Panamá, llegaron al país centroamericano, ocho meses después de lo previsto originalmente en el calendario de entrega.

Las compuertas se suman a las primeras cuatro que llegaron a Panamá en agosto pasado, procedentes de Italia.

La reprogramación de la llegada de las compuertas para que las 16 estén en Panamá a más tardar en febrero de 2015, fue una de las condiciones que presentó la ACP para alcanzar, en marzo pasado, el acuerdo con el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que puso fin al conflicto contractual que mantenían las partes.

La crisis, que incluyó la total paralización de la construcción de las esclusas durante 16 días en febrero pasado, retrasó hasta diciembre de 2015 el final del proyecto, previsto en principio para octubre.

El 13 de marzo, la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) dio su consentimiento para la firma del acuerdo, que fue ratificado por las empresas contratistas Sacyr, Impregilo y Jan de Nul.

Para reflotar el proyecto, el GUPC aportará 100 millones de dólares. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación