Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rusia y Brasil debilitan el crecimiento de los BRICS

La crisis económica de Rusia podría afectar el rendimiento del bloque

La depreciación del rublo y la crisis con Ucrania han afectado de gran manera el desempeño económico de Rusia en el bloque de países. Foto edh / Archivo

La depreciación del rublo y la crisis con Ucrania han afectado de gran manera el desempeño económico de Rusia en el bloque de países. Foto edh / Archivo

La depreciación del rublo y la crisis con Ucrania han afectado de gran manera el desempeño económico de Rusia en el bloque de países. Foto edh / Archivo

En una época los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) eran considerados países emergentes que tenían todo para convertirse en potencias económicas mundiales, pero después de 13 años del nacimiento de esa agrupación, el panorama ha cambiado para esas naciones.

Según Jim O'neill, exjefe economista de Goldman Sachs y creador del término, para el final de esta década Brasil y Rusia dejarán de formar parte de estos países si no logran revivir sus economías.

El economista considera que actualmente el acrónimo debería ser IC (India y China), puesto que el panorama económico para los demás países ha cambiado. Es importante tomar en cuenta que de seguir formando parte de los BRICS, Rusia y Brasil terminarían deteriorando el crecimiento de dicho bloque de países.

Esto se debe a la contracción del 1.8 % por parte de Rusia y el crecimiento menor al 1 % de Brasil. Pero aún más contrastante es comparar el crecimiento de estos países con el de China (7 %) e India (5.5 %)

En 2001, año en que se acuñó el término, estas economías eran "poderosas y fortuitas fuerzas" que se ponían en marcha, pero todas las oportunidades y esfuerzos de esa época han desaparecido, según O'neill.

Entre los problemas que han afectado a estos países se encuentran la crisis económica que sufre Rusia, así como el conflicto con Ucrania, y el escándalo de corrupción de la estatal petrolera de Brasil, Petrobras.

Lo anterior ha venido a impactar de manera irreparable a los países, y es que será difícil para los BRICS poder repetir su ritmo de crecimiento de principios de la década pasada.

El lado positivo

Pero no todo es negativo para el futuro de los BRICS, ya que por la expansión de Rusia y Brasil se han ido recuperando parcialmente. En promedio, el crecimiento del bloque ha sido del 6 % por año durante esta década, el doble de lo que otros bloques han logrado en promedio la década pasada. Aunque O'neill considere que el acrónimo debería tomar en cuenta solamente a India y China, mantiene que el promedio de crecimiento para lo que falta de la década será de 6.6 %.

Lideran China e India

Al analizar cada uno de los países por separado, uno puede observar los verdaderos motivos de este crecimiento atractivo. El economista explica que China ha estado adoptando cambios económicos, mientras que India se ha estado beneficiando de los bajos precios del petróleo y la implementación de salarios más competitivos, posicionándolo como una de las economías potenciales más grandes del bloque.

Sin embargo, entre China e India, será Pekín el que demuestra un mejor crecimiento. Para este año, China prevé un crecimiento menor al de otro años, pero aun con el 7 % de crecimiento estaría brindando un billón de dólares al rendimiento económico mundial.

Es importante mencionar que el incremento de consumo en ambos países viene a convertirse en un factor fundamental para el consumo internacional, debido a que estos países asiáticos son mercados significativos para la economía global.

Publicaciones especializadas como Bloomberg explican que el problema no está en que los BRICS dejarán de crecer, sino que no lograrán convertirse en una potencia mundial cuando se tenía previsto para 2014, pero lograrán sobrepasar a Estados Unidos como una potencia mundial, económicamente hablando, para 2017.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación