Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Roberto Murray Meza: "El cambio de gobierno es una inquietud legítima para EE. UU."

El hombre de negocios habló de las inquietudes que ha encontrado la delegación en ese país. foto EDH / tomas guevara

El hombre de negocios habló de las inquietudes que ha encontrado la delegación en ese país. foto EDH / tomas guevara

El hombre de negocios habló de las inquietudes que ha encontrado la delegación en ese país. foto EDH / tomas guevara

El empresario Roberto Murray Meza, quien forma parte de la delegación de seis hombre de negocios que representan al sector productivo en el Consejo para el Crecimiento que junto al equipo económico del gobierno hacen gestiones para conseguir la aprobación de Fomilenio II, habla sobre las inquietudes que han salido a flote en las mesas de reuniones en la visita de tres días a Washington y los temas sobre los que hay preocupación en Estados Unidos.

¿Qué puede destacar de esta visita a Washington?

Creo que esta visita la vemos nosotros como una oportunidad para venir a dar un informe sobre los avances del apoyo que se está dando en el Asocio para el Crecimiento y para recomendar la pronta aprobación de Fomilenio II, ya que hay una cierta relación entre estos dos programas. El Asocio para el Crecimiento pretende crear un marco que promueve la inversión y genere el empleo. Fomilenio II crea también una serie de proyectos y financiamiento relacionado con el desarrollo de la zona costera.

¿Hay receptividad en los interlocutores sobre el mensaje que ha traído el consejo?

Encontramos una apertura muy grande de parte de las instituciones y oficinas que hemos visitado, fundamentalmente en las visitas al Consejo Nacional de Seguridad en la Casa Blanca, entre los miembros de la junta directiva de Corporación Reto del Milenio, la MCC, el Departamento de Estado; en todos los casos ha habido reacciones positivas para el país, hay comprensión sobre las dificultades que está presentando El Salvador, de bajo crecimiento, en las dificultades de carácter fiscal, y ha habido también, creo yo, votos de apoyo y de respaldo al país.

¿Qué inquietudes tienen los anfitriones de esta visita?

Una de las inquietudes relacionadas con el Fomilenio II es que estamos a punto de terminar un período de gobierno y está a comenzar en un año un gobierno nuevo, y ahí están viendo cómo funcionaría una aprobación en este momento de Fomilenio II, porque habrá un cambio de gobierno y esa es una inquietud legítima para Estados Unidos; sin embargo, comentamos el antecedente que ya hubo con Fomilenio I que fue aprobado en el anterior gobierno y ha seguido funcionando con éxito en esta administración.

¿Qué otras apreciaciones han encontrado?

Otra de las grandes inquietudes que hay es sobre qué medidas se van a tomar para atender los problemas fiscales, de deuda y de déficit fiscal, y ahí hay mucho interés creo yo de parte nuestra en promover con el gobierno algún tipo de pacto nacional para que se mejore, o por lo menos que no se deteriore la situación fiscal del país. También es otra inquietud legítima. Además les preocupa el distanciamiento entre el sector privado y el gobierno y la necesidad que existe de un mayor entendimiento entre empresa privada y gobierno, Finalmente en términos generales ellos (EE.UU.) buscan que haya un buen clima de negocios. Eso implica un estado de derecho, respeto a la institucionalidad y al buen funcionamiento de las reglas de juego del país.

¿Es la democracia en el país lo suficientemente robusta para encaminar esas dificultades?

Siempre hay una preocupación y una inquietud porque el estado de derecho prevalezca y sea respetado. Dejó mucha preocupación aquí, y en Europa cuando la Asamblea Legislativa no acataba fallos de la Corte Suprema de Justicia. Eso da una mala señal para inversionistas que están buscando la prevalencia de un estado de derecho.

En lo fiscal ¿qué condiciones pondría el sector privado?

Primero hay una etapa de crear conciencia. No se puede atender una situación si se desconoce la gravedad del problema y mucho menos tener una solución. Tiene que haber conciencia, un acercamiento a las cifras, a la verdadera situación fiscal del país de parte de todos los sectores; los partidos políticos tienen una gran responsabilidad en esto, no solo el sector privado porque en última instancia los que toman las decisiones para adoptar determinadas leyes son los partidos políticos. El sector privado sufre las consecuencias de una situación desordenada en las finanzas públicas; entonces no creemos que ha habido suficiente esfuerzo de todos los sectores, no solo del gobierno, sino también de los partidos políticos y los diferentes sectores en entender primero y en buscar algunas medidas de solución a la situación fiscal y de deuda del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación