Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresas

Reencauche, una elección segura y rentable para el sector empresarial

El precio de una llanta reencauchada es 40 % menos que una nueva, lo que representa un gran ahorro para las compañías

Reencauche, una elección segura y rentable para el sector empresarial

Reencauche, una elección segura y rentable para el sector empresarial

Reencauche, una elección segura y rentable para el sector empresarial

Las llantas representan el segundo costo más alto de una flota vehicular, por ello es necesario que los empresarios y dueños de camiones o flotillas comparen y comprendan las opciones que el mercado les ofrece al momento de cambiar las llantas de los vehículos de transporte.

Una de estas opciones es el reencauche que a diferencia de la compra de llantas usadas ofrece las mismas garantías de las llantas nuevas tanto en seguridad como rendimiento.

El reencauche es un proceso serio y técnicamente realizado que toma una llanta desgastada, que cumpla con los requerimientos del proceso, y le vuelve a brindar una vida de uso a un costo menor que una llanta nueva con prestaciones iguales o mejores en confiabilidad y desempeño.

Reencauche Bandag

El reencauche Bandag es un sistema tecnológico como resultado de la combinación de tres principales elementos: 1. La banda precurada Bandag, 2. Equipo y maquinaria Bandag, 3. El Proceso Bandag. Un sistema que proporciona la unión de la nueva banda precurada a la llanta, sin afectar a la misma por medio de un vulcanizado en frío, vulcanizado llamado así ya que la temperatura utilizada no sobrepasa el punto de ebullición del agua, protegiendo sus llantas.

La zona de la llanta que más desgaste sufre es la banda de rodamiento, por esta razón es posible reencaucharla para aprovechar al máximo el 80% del hule restante. Para que esto pueda ser posible, la llanta debe cumplir con las etapas del proceso, las cuales incluyen: una inspección previa, un raspado del remanente de la banda, la etapa de cardeo, reparaciones y relleno, seguidamente se aplica el cojín (hule no vulcanizado) y la banda precurada Bandag. Para concluir con la etapa de vulcanizado y su respectiva inspección final.

"La posibilidad de reencauchar las llantas depende del cuidado que se les haya brindado; es muy importante controlar las presiones de inflado, alineaciones, rotaciones, rines, etc. Además es vital monitorear el remanente de la banda de rodamiento para evitar un desgaste excesivo que reduzca la alternativa de ser reencauchada", indicó Iván Salas Gerente de ventas para Camión de Bridgestone de Costa Rica.

El costo de una llanta reencauchada es aproximadamente 40% menor al de una llanta nueva, esto se debe a que la carcasa puede utilizarse porque no se ha dañado. Además, una llanta de calidad puede reencaucharse hasta cuatro veces mientras que la carcasa de la llanta se encuentre en buenas condiciones. Hacer esto significa un ahorro apreciable a largo plazo para cualquier transportista.

Evalúe la seguridad y garantía de las llantas de su flota

A pesar de que el reencauche es recomendado en todo tipo de transporte pesado tanto en carretera como de caminos lastreados, es usual que algunos empresarios se vean tentados por la compra de llantas usadas. Este tipo de llantas pueden presentar defectos ocultos o problemas técnicos como daños en el armazón por golpes al haberlas rodado a baja presión o con sobrecarga.

De acuerdo con Salas, una llanta en estas condiciones de desgaste puede deformarse o explotar con el mínimo golpe que reciba. En el caso de lluvia, no aseguran que corra bien el agua, causando hidroplaneo o derrapes.

Tome en cuenta que en el mercado existen reencauches de diferentes calidades. El reencauche Bandag de Bridgestone garantiza el cumplimiento de altos estándares de calidad que logran bajar el costo por kilómetro de operación. El costo de una llanta reencauchada es aproximadamente 40% menor al de una llanta nueva, esto se debe a que la carcasa puede utilizarse porque no se ha dañado.

Además, una llanta de calidad puede reencaucharse hasta cuatro veces mientras que la carcasa de la llanta se encuentre en buenas condiciones. Hacer esto significa un ahorro apreciable a largo plazo para cualquier transportista.

Una decisión responsable con el ambiente

Mientras que una llanta nueva requiere en promedio 83 litros de petróleo para ser producida, una llanta reencauchada solamente utiliza 26 litros.

En promedio por cada 8500 carcasas reencauchadas se evita desechar llantas desgastadas equivalentes al volumen una piscina olímpica.

Optar por reencauchar es la mejor forma de mantener nuestro planeta y caminos saludables. La banda precurada Bandag de Bridgestone es un producto fabricado en Estados Unidos, el cual únicamente se suministra a una red de franquiciados autorizados para que utilicen el sistema completo de reencauchado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación