Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recorte de estímulos en EE. UU. elevará las tasas de interés local

En un plazo de seis meses podrían elevarse, indicó agencia filial de Moody's

El Salvador experimentará los efectos del recorte de estímulos en los próximos meses. FOTO EDH

El Salvador experimentará los efectos del recorte de estímulos en los próximos meses. FOTO EDH

El Salvador experimentará los efectos del recorte de estímulos en los próximos meses. FOTO EDH

En un contexto de bajo crecimiento económico de país, las las tasas de interés del sistema financiero tenderán a subir en los próximos meses a raíz del retiro del plan de estímulo en Estados Unidos, dado que los niveles de liquidez en dólares de los mercados globales determinan a largo plazo el mecanismo de fondeo de los bancos salvadoreños.

Esto, según la calificadora de riesgo Equilibrium, afiliada a Moody's Investors Service, implicará una alza considerable a mediano plazo de las tasas que cerraron 2013 con el 9.6 % (préstamos a más de un año) y 5.8 % (créditos a un año), sobre todo en el rubro de consumo y vivienda que estructuraron el 31 % y el 23 % de la cartera crediticia global, respectivamente.

Otros factores que también incidirán en el aumento de las tasas de interés, señala Equilibrium, serán las condiciones de liquidez del sistema financiero local y el nivel de riesgo país, que no es el más feliz.

Por otra parte, el Informe Sectorial de Bancos preparado por dicha agencia, confirma que el crédito del sector bancario registra una tasa de expansión anual del 7.5 %, equivalente a $695.4 millones, aunque es menor previo al período de crisis global, más allá del buen comportamiento de la industria manufacturera que dinamiza el segmento corporativo.

Carlos Pastor, gerente de Equilibrium, explicó que el cambio en las tasas se relaciona con la expansión de líneas de crédito con bancos en el extranjero, operaciones a plazo y la emisión de instrumentos financieros; y agregó que debido al "moderado" comportamiento de la economía nacional la expansión de crédito se enfocará en el consumo (sobre todo tarjetas de crédito), no en la productividad.

"Como calificadora vemos una relación directa entre el modesto crecimiento económico y la banca. Y la caída de bonos de la semana pasada hace sensibles los niveles de liquidez por lo que en seis meses se puede ver un cambio de tasas. No es un tema interno, es algo de rentabilidad global y de un entorno local de contracción, con bajo fondeo inmediato", subrayó.

Hay que recordar que la reducción de los estímulos disminuirá la cantidad de dólares en circulación, bajará la inflación y, por tanto, puede causar una subida del tipo de interés en Estados Unidos. Consecuentemente, esto apreciará el valor del dólar.

"La tendencia del crédito en El Salvador no ha estado vinculada principalmente a una recuperación de la actividad económica. En realidad responde a la estrategia de la banca de procurar sostener o ampliar sus niveles de rentabilidad", detalla el documento.

En este sentido definir hoy a cuanto subirá la tasa de depósitos y prestamos es muy prematuro, consideró José Andrés Morán, jefe de análisis de Equilibrium, ya que se debe de esperar el cierre del segundo recorte de estímulos y como iniciará su efecto en mercados emergentes, que ven con recelo dicha flexibilización porque se retirarán inversores. "La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cree que las tasas pueden incrementarse a nivel global en 2015. Pero en el caso salvadoreño el escenario puede ser antes, pese a que hay tasas internacionales de referencia que favorecieron a varios sectores en su costo de fondeo", dijo Morán.

Más allá de estos factores, el desempeño financiero también tiene limitaciones como la cartera refinanciada, la cual se incrementó en $126.2 millones sobre todo en el rubro agropecuario (6.6 %), vivienda (6.3 %), construcción (4.4 %) y consumo (4.0 %).

En este último aspecto la participación del consumo en términos crediticio-monetarios se traduce en un aumento del 6.4 % en los últimos años, es decir $810.9 millones. Pero esta cifra, a juicio de Equilibrium, debe conllevar un cumplimiento de políticas de gestión y administración de riesgo, estableciendo límites para la mayoría de productos financieros, sobre todo tarjetas y créditos personales.

Análisis óptimo

Sobre esta enorme base el sector bancario cerró el ejercicio 2013 con una utilidad global de $222.3 millones, lo cual, según Morán, es el mejor desempeño en los últimos cuatro años, a la espera que el aumento de tasas no frene esta tendencia.

Con esta base ambos economistas reconocen que la banca le da "sanidad relativa" al sistema financiero nacional porque hay buenos niveles patrimoniales (17.3 %, activos ponderados por riesgo), flexibilidad financiera y capacidad financiera, aunque los puntos pendientes son la cuestión previsional, el crecimiento del PIB, la inversión (pública y privada) y el tema fiscal. Mientras tanto los bancos, a juicio de Pastor, deberán promover sanidad en su portafolio crediticio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación