Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rechazan que El Icacal se venda a un solo inversor

Creen que el terreno podría aprovecharse más si participan otros inversionistas

Los empresarios turísticos anhelan que se construyan varios hoteles, comercios, restaurantes y bares en las playas de El Icacal. foto edh /archivo

Los empresarios turísticos anhelan que se construyan varios hoteles, comercios, restaurantes y bares en las playas de El Icacal. foto edh /archivo

Los empresarios turísticos anhelan que se construyan varios hoteles, comercios, restaurantes y bares en las playas de El Icacal. foto edh /archivo

Representantes de la Cámara Salvadoreña de Turismo rechazaron ayer que el Gobierno pretenda vender a un solo inversionista un total de 64 manzanas situadas en la playa El Icacal, en La Unión.

Aunque reconocen que cualquier inversión en la zona dinamizaría la economía del lugar, creen que lo ideal sería que las 64 manzanas, segmentadas en unas cinco parcelas, sean vendidas de forma parcial o dadas en comodato, para que el terreno sea mejor aprovechado y se genere más empleo.

"Bendito Dios que el Gobierno quiere generar más inversión en ese lugar, pero lo que necesitamos es un plan integral, para que vengan otras firmas hoteleras", afirmó el presidente de la Cámara, Roberto Calderón.

El proyecto para la venta de este inmueble apenas llegó hace tres semanas a la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea Legislativa, donde los diputados ya recibieron al ministro de Turismo, José Napoleón Duarte.

Pero los empresarios creen que los diputados deben considerar que hay otros inversionistas locales que están interesados en invertir en el lugar.

El vicepresidente de la Cámara, Rafael Leret, explicó que si el terreno fuera vendido a un solo inversor, éste no utilizaría las 64 manzanas para construir el hotel, por ejemplo, con lo cual buena parte de la tierra se desperdiciaría.

El ministro de Turismo expuso ante los diputados que la empresa interesada en invertir en esa zona está dispuesta a construir un hotel de 1,500 habitaciones.

Pero Leret asegura que en ese terreno se podría construir no uno, sino seis o hasta ocho hoteles que podrían generar más de ocho mil empleos directos y el número podría aumentar si se consideraran otras construcciones como bares, restaurantes, puntos de taxi y otros negocios relacionados al turismo.

"Sabemos que varias empresas quieren invertir", agregó Leret.

Para el vicepresidente de la Asociación de Restauranteros de El Salvador (ARES), Leo Guzmán, lo ideal sería que la Corporación Salvadoreña de Turismo (Corsatur) diera en comodato las parcelas de tierra, porque así se garantizaría una inversión más sostenida que solo si se vendiera en su totalidad.

"Así se podrían maximizar los recursos", agregó por su parte Calderón.

Aún sin discusión

El tema aún no cobra fuerza en la Asamblea Legislativa.

La diputada del FMLN Jaqueline Rivera aseguró ayer que aún no se ha discutido siquiera si el proyecto que plantea Corsatur y el Ministro de Turismo es legal y es viable.

"Aún tenemos que analizar si la propuesta es legal porque, como sabe, el terreno es propiedad del Estado. No hemos revisado su viabilidad", aseguró.

Los opositores del partido ARENA creen que es necesario que Turismo aclare bien el mecanismo de venta y, lo más importante, de cuánto dinero estarían hablando a la hora de venderlo.

Julio Fabián, del partido tricolor dijo, el día en que Duarte visitó la comisión, que es necesario conocer el monto por el cual sería vendido el inmueble antes de dar su aprobación.

Rivera agregó que, puesto que aún están en una etapa de consulta, es saludable conocer desde ya lo que opinan los empresarios del país, pues eso les dará mayores insumos cuando tengan que tomar una decisión.

"Es bueno escuchar su opinión, porque aquí de lo que se trata es de que todos ganemos", añadió.

Los empresarios locales agregaron ayer que, además de este polo turístico, es conveniente que el Gobierno también modernice una ley turística que promueva una mayor inversión a lo largo de la zona costera en el país.

"Hemos solicitado una ley turística que compita con el turismo de la región. Necesitamos una agencia para la imagen y percepción del país", explicó Leret.

Como respuesta a estas inquietudes, el Gobierno asegura que la zona costera podría potenciarse con la ayuda de un segundo compacto económico si la Corporación del Reto del Milenio de Estados Unidos (MCC) elige al país.

Si el país norteamericano lo aprueba, el Gobierno apostaría por inversiones turísticas en la zona costera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación