Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Puma Energy se afianza en el mercado

La empresa cierra el año con aumento en demanda de combustibles y más estaciones de servicio.

PUMA ENERGY ACAJUTLA

Puma Energy ampliará su capacidad de almacenamiento en Acajutla a 800 mil barriles de combustible. | Foto por elsalv

Puma Energy mantiene este año una estrategia para consolidarse en el mercado de los combustibles.

El progreso ha sido tan positivo que prevé alcanzar crecimiento en ventas, estaciones de servicio y capacidad de almacenamiento.

De acuerdo con el gerente general de Puma El Salvador, José Antonio Alfaro, entre 2014 y 2015 han realizado una inversión cercana a los $31 millones.

Una tercera parte de esa inversión se está destinando a nuevas instalaciones, entre las que se incluyen más estaciones de servicios.

Alfaro explicó que iniciaron el 2015 con 86 gasolineras afiliadas a Puma Energy y cuando finalice ya serán 94. Algunas son estaciones ya existentes que decidieron incluirse en la red de esta compañía.

Cada nueva gasolinera representa una inversión de cerca de $800 mil hecha en conjunto entre el propietario de la estación y Puma Energy.

Con los nuevos puntos de atención esperan atender mejor la demanda de combustible que para la empresa ha estado creciendo un 10 % durante el año gracias a los bajos precios de los hidrocarburos.

Alfaro resaltó que normalmente despachan cada año 80 millones de galones de combustibles. En las estaciones de servicio esto se traduce en un consumo de 450 mil barriles de gasolinas y diesel al mes.

“En estaciones de servicio, en general, la demanda del país ha estado creciendo en el orden del 7 %. Nuestra proyección es un poco más arriba del crecimiento de mercado”, comentó Alfaro.

La ampliación en la red de gasolineras significará una creación de 15 empleos indirectos por cada estación de servicio.

Además de las nuevas estaciones de servicio, Puma ha destinado parte de la inversión a un nuevo edificio para sus oficinas corporativas el cual está ubicado a las afueras de Santa Tecla.

El gerente consideró que dicho edificio representa muy bien el trabajo en equipo y la transparencia que caracterizan a Puma Energy.

Mayor capacidad de almacenamiento

Las otras dos terceras partes de la inversión, alrededor de $20 millones, se están destinando a mejorar la capacidad que tienen para almacenar y distribuir combustibles.

La mayor inversión se destinará a sus instalaciones cercanas al puerto de Acajutla. En ellas se ampliará la capacidad de almacenamiento en 200 mil barriles para llegar a un total de 800 mil barriles de combustibles.

Esto permitirá guardar una mayor cantidad de todos sus productos: gasolinas, diesel, combustible industrial, búnker e incluso combustible para aviones.

Las obras además permitirán mejoras en los estándares de seguridad laboral y protección ambiental de las instalaciones.

La inversión incluye nuevos tanques de almacenamiento y la sustitución del oleoducto que utilizan para descargar el combustible de los barcos que llegan al puerto.

Será una nueva línea de suministro para abastecer los tanques de la planta y para proteger el ecosistema de la zona.

Por otro lado también ampliarán la capacidad operativa y de almacenamiento en la estación del Aeropuerto Internacional de El Salvador, la cual abastece combustible a todas las aeronaves.

Puma Energy es la compañía líder en el abastecimiento de combustible de avión (o jet fuel) a las aerolíneas que operan en nuestro país.

En la estación del aeropuerto se ampliará la capacidad de almacenamiento para pasar de 3 mil barriles a 13 mil barriles de combustible.

Futuro del mercado

Al ser consultado por el futuro que espera a los usuarios salvadoreños sobre el precio de los combustibles, Alfaro respondió señalando que “es muy difícil predecir este mercado”.

De hecho muchos análisis de firmas internacionales vaticinaban que el precio del petróleo se “estabilizaría” entre $60 y $70 por barril hacia el cierre de 2015.

También existieron los análisis de bancos de inversión que se arriesgaron a sugerir que el precio podría caer hasta $20 por barril este año.

Sin embargo el volátil precio internacional del petróleo mantuvo alzas a mediados de año pero en los últimos meses se ha mantenido alrededor de los $40 por barril.

Con una producción creciendo más allá del aumento en la demanda, es poco probable que los precios suban de manera acelerada durante los próximos meses.

Con todo, el gerente de Puma Energy aseguró que los bajos precios en los combustibles son de beneficio para la compañía y los consumidores. “Para nosotros los precios bajos han representado mayor demanda, consumo y oportunidades de venta”, explicó.

“Hemos crecido de forma importante, seguimos invirtiendo y nos continuamos consolidando como la compañía líder en el sector”, añadió el empresario en referencia a los resultados de este año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación