Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Puerto Rico no paga una deuda de $58 millones

Fitch Ratings dijo que estará pendiente de los planes de reestructuración fiscal del país.

Puerto Rico quiere atraer a más inversionistas a su país para mejorar su economía, que presenta una elevada deuda pública.

El lunes por la noche cumplía el plazo de pago y el Ejecutivo, como se esperaba, no cumplió con sus acreedores. | Foto por Archivo.

Autoridades de Puerto Rico han declarado que la deuda pública es impagable.

SAN JUAN. Puerto Rico no pagó ayer una deuda por $58 millones a la Corporación para el Financiamiento Público  (PFC por sus siglas en inglés) y se enfrenta a una incertidumbre sobre el resto de una deuda de 72,000 millones de dólares.


Las consecuencias de este impago todavía son una incógnita. La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) de Puerto Rico, Melba Acosta, dijo ayer que el impago se debió a la falta de fondos asignados para el presente año fiscal.


“Esta es una decisión que refleja las graves inquietudes acerca de la liquidez del Estado Libre Asociado y el balance entre las obligaciones con nuestros acreedores y las obligaciones con el pueblo de Puerto Rico, igualmente importantes para garantizar que se mantengan los servicios esenciales que el pueblo merece”, indicó la funcionaria en un escueto comunicado.


“De hecho, PFC sí hizo un pago parcial de intereses en relación con los bonos en circulación.


El pago parcial se realizó con fondos restantes de asignaciones legislativas previas relacionadas con pagarés pendientes de pago que aseguran los bonos de PFC”, aclara Acosta en el comunicado.


Las declaraciones de Acosta coinciden con la difusión de un informe de Fitch Ratings en el que anuncia que no modificará la calificación de Puerto Rico a pesar del impago de la PFC.


La agencia estadounidense informó de que el impago del vencimiento de la emisión de deuda de la PFC no modificará la calificación de CC de las obligaciones generales de Puerto Rico, que en su escala equivale a una inversión extremadamente especulativa.


Fitch Ratings subraya que la decisión del Ejecutivo puertorriqueño está en línea con el anuncio hace semanas del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, de que la deuda de Puerto Rico no se pagará en las condiciones y plazos negociada y con los problemas de liquidez del territorio caribeño.


La agencia aclara que una nueva degradación de la deuda de Puerto Rico solo llegaría si se conocieran datos más concretos sobre los planes de reestructuración, una información que, como asegura, por el momento no está disponible.


Fitch Ratings señala además que en el caso de realizarla, la degradación se llevará a cabo individualmente a cada uno de los emisores de deuda.


La oposición calificó de nefasto para la historia de Puerto Rico el considerado primer impago del Estado Libre Asociado.


“Hoy es un día nefasto para la historia de Puerto Rico. Por primera vez en su historia el Gobierno deja de pagar sus obligaciones. Las consecuencias de esta irresponsabilidad serán bien duras para todos los puertorriqueños”, dijo el líder del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi._EFE.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación