Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proyectos solares duplican generaciónde energía en 2015

Las reformas a la Ley de Incentivos Fiscales les permitió incrementar beneficios a dichos proyectos

Energia Fotovoltaica

San salvador.-11042014.- Super Selectos inauguro oficialmente su planta de energia solar Fotovoltaica, la cual forma parte de su programa de responsabilidad social con una inversiÚn de mas de... | Foto por RQ

San salvador.-11042014.- Super Selectos inauguro oficialmente su planta de energia solar Fotovoltaica, la cual forma parte de su programa de responsabilidad social con una inversiÚn de mas de 200 mil dÚlares.

La recién aprobada reforma a la Ley de Incentivos Fiscales para proyectos de energía renovable que permitió eliminar el techo para la producción de dicho bien ha posibilitado el incremento en inversión en proyectos renovables o de fuentes no convencionales, a tal grado que en 2015 el sector pasó de generar 15 megavatios para alcanzar la cifra de 30.

Según Óscar Funes Engelhard, presidente de la Asociación Salvadoreña de Energías Renovables (ASER), con dichos incentivos el país logra ponerse al mismo nivel que Honduras y Honduras que ya contaba con proyectos arriba de los 10 megavatios.

“En nuestro país se están dando cambios hacia la promoción de proyectos de energía renovable no convencionales, el Estado ha entrado en franco apoyo al cambio de la matriz energética, para sustituir centrales a base de hidrocarburos”, mencionó Funes.

De esa manera, según el experto, se evita exportar el dinero para comprar petróleo y además se utilizan las fuentes naturales de energía en el país. 

Destaca además que en las recientes licitaciones para la producción y diversificación de la matriz energética que se realizaron en 2015, se han incorporado fuentes no convencionales de generación.

“En la medida que la matriz, sea una matriz diversificada, que tengamos de todo, en esa medida vamos a ser más eficientes y más seguros”, afirma Funes.

Señala que a través de la iniciativa de diversificar las fuentes de energía, se puede hacer frente a fenómenos naturales como la sequía, que podrían complicar la producción hidroeléctrica.

Otro de los beneficios de producir con fuentes renovables, es  el hecho de que una empresa que posea su propia fuente de energía, cuando no está haciendo uso de ella, esta inmediatamente se puede inyectar a la red de distribución, es decir pueden venderla a las suministradoras del servicio.

“Yo puedo venderle el excedente a la distribuidora eléctrica y eso lo que hace es que me resta de mi factura eléctrica, yo puedo bajar mi factura eléctrica a cero”, dijo.

De acuerdo al profesional el precio de venta promedio es de $0.18 el kilovatio hora y el consumidor lo paga a $0.14.

“La idea es que tenemos que ser creativos en el tema de investigación, de innovación y aventurarnos a tener un mundo mejor”, destacó Funes.

Panorama nacional

En el país, en este momento, según al sistema de red de energía eléctrica, están entrando 32 proyectos de generación eléctrica no convencional, entre  Biogas, Solar y pequeñas hidroeléctricas que generan 13.2 megavatios de potencia.

Más de la mitad de esos ya están vendiendo energía, otros están por iniciar operaciones comerciales, a finales de 2016 todas las iniciativas podrían estar funcionando.

Asegura que existen cuatro proyectos grandes que van a generar 94 megavatios, cuya construcción iniciaría en enero 2016, todos de energía solar.

En la licitación realizada para la generación de 100 megavatios de energía hubo dos propuestas de proyectos con base eólica, pero resultaban bastante costosos, por eso se optó únicamente por proyectos solares. 

La empresa privada en 2015 entraron unos 15 megavatios por generación fotovoltaica sobre zonas industriales, y en biomasa podrían ser 100 megavatios más para reutilizarlos en las mismas centrales de los ingenios.

Según el especialista en el país existen dos zonas propicias para el desarrollo de proyectos de energía eólica: el Trifinio en Metapán y en San Francisco Menéndez en Ahuachapán, en la zona del Bosque del Imposible.

“Estos deben ser proyectos a muy largo plazo, porque tienen que existir mediciones con instrumentos especializados y se requiere inversión a largo plazo en investigación y de mucho dinero”, apuntó Funes.

Se requieren grandes proporciones de tierra y a veces resulta difícil adquirir los derechos sobre todo, “a veces toca que lidiar con 200 personas” y eso hace que demore tanto tiempo echar a andar este tipo de iniciativas.

“No veo difícil que se puedan realizar, pero son a muy largo plazo y no tienen el nivel de rentabilidad que puede tener un proyecto solar en El Salvador, el país tiene una de las mejores radiaciones de la región, solo nos supera el desierto del Atacama de Chile y otras zonas muy puntuales, lo que hace que los proyectos solares sean muy buenos”, menciona.

Según el experto la idea de producir energía renovable, tuvo un mayor impulso desde 2010, con la ayuda de la tecnología.

“El 2015 ha sido un año muy importante para la energía renovable, porque hemos pasado de producir 15 megavatios en pequeñas centrales y este 2015 terminará con 30, para el 2016 se proyectan 110 megavatios”, agregó.

En la actualidad unas 30 empresas están involucradas en la producción de energía renovable no tradicional. Aunque la producción térmica continúa dominando el sector, la producción a través de fuentes solares y biomasa están ganando terreno paulatinamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación