Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proyectos de RSE fortalecen la educación en El Salvador

El sector privado brinda asistencia en infraestructura y tecnología. Foto EDH

El sector privado brinda asistencia en infraestructura y tecnología. Foto EDH

El sector privado brinda asistencia en infraestructura y tecnología. Foto EDH

Los programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que realizan los miembros de la Fundación Empresarial para la Acción Social, Fundemas, no solo contribuyen a mejorar la calidad del entorno habitacional de los salvadoreños, sino que también desde hace mucho tiempo, apoyan a las comunidades a través del fortalecimiento en la educación, para generar un mejor futuro.

Como un claro ejemplo de este apoyo que se brinda, empresas como Banco Agrícola, Almacenes Simán y Microsoft en El Salvador, demuestran su compromiso con la educación de niños y jóvenes a través de proyectos vinculados a mejoras en la infraestructura educativa, facilitar el acceso a herramientas que mejoran sus conocimientos y además que permiten disminuir la brecha tecnológica en el aprendizaje.

Banco Agrícola tiene casi 10 años de promover programas educativos en dos vías: educación financiera, que permite enseñar conceptos básicos de finanzas a la población, fomentar el hábito de ahorro y además tener las herramientas para alcanzar salud financiera; y por otro lado, aportan en la educación básica de los centros educativos del país.

Según lo mencionó la jefa de RSE de Banco Agrícola, Mariela Franco, la entidad ha logrado fortalecer no solo áreas de infraestructura de los centros escolares, sino que también han aportado en la inserción de nuevas tecnologías, como laboratorios de informática e inglés, que permitan a los niños y jóvenes desarrollar sus capacidades.

Hasta la fecha, Banco Agrícola ha logrado llevar ayuda a 215 centros educativos, beneficiando a más de 152 mil estudiantes, con una inversión que supera los $3.1 millones, en todos los proyectos que giran en torno a mejorar la calidad de la educación.

Microsoft en El Salvador, también ha contribuido durante los últimos años a facilitar el acceso tecnológico del que carecen muchos centros escolares en el país, acercando las herramientas y brindando apoyo a los docentes, para que estos puedan conocer e instruir a sus alumnos, teniendo capacidades mejor desarrolladas.

El gerente de educación de Microsoft en El Salvador, Carlo Monroy, dijo que el impacto de los proyectos que realizan, ha alcanzado a 3,200 centros de estudios, para lo que han invertido más de $15 millones.

Almacenes Simán también se ha sumado a las empresas que creen que desarrollar programas de educación sirve para hacer crecer El Salvador, por ello, invierten en primera instancia en sus colaboradores y núcleos familiares, facilitándoles el acceso a la educación a través de becas e incentivos, además del programa compumóvil en varias comunidades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación