Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La producción agrícola mundial será menor: FAO

Presidente francés alista propuesta para reformar pensionesb Menos tierras agrícolas, más costos de producción y presiones ambientales afectarán

El 70 % de las personas con inseguridad alimentaria del mundo vive en el campo. FOTO EDH

El 70 % de las personas con inseguridad alimentaria del mundo vive en el campo. FOTO EDH

El 70 % de las personas con inseguridad alimentaria del mundo vive en el campo. FOTO EDH

SANTIAGO DE CHILE. La producción agrícola mundial crecerá el 1.5 por ciento al año en promedio durante la próxima década, en comparación con un crecimiento anual del 2.1 por ciento entre 2003 y 2012, según las previsiones de un nuevo informe dado a conocer ayer por la OCDE y la FAO.

Una reducida expansión de las tierras agrícolas, el alza de los costes de producción, la creciente escasez de recursos y el aumento de las presiones ambientales son los principales factores detrás de esta tendencia. Sin embargo, el informe sostiene que la oferta de productos básicos agrícolas crecerá al ritmo de la demanda mundial.

"América Latina, especialmente Brasil, sigue siendo un importante centro de crecimiento de la producción agrícola y se espera que, junto con Europa del este, sea un proveedores importantes de los mercados agrícolas en la próxima década", señaló Mario Mengarelli, oficial del Programa de Campo de la FAO en la región.

El informe Perspectivas Agrícolas OCDE-FAO 2013-2022 prevé que los precios se mantengan por encima de la media histórica a medio plazo, tanto para los productos agrícolas como los ganaderos, debido a la combinación de aumento más lento de la producción y mayor demanda, incluyendo de biocombustibles.

Según los expertos, la agricultura se ha convertido en un sector cada vez más orientado hacia el mercado, en contraposición a la orientación política que tuvo en el pasado, ofreciendo así a los países en desarrollo importantes oportunidades de inversión y de beneficios económicos, dada su creciente demanda de alimentos, el potencial de expansión de la producción y las ventajas comparativas.

Sin embargo, los déficit de producción, la volatilidad de los precios y las perturbaciones en el comercio siguen siendo una amenaza para la seguridad alimentaria mundial. El análisis de la OCDE/FAO advierte: "mientras las existencias de alimentos en los principales países productores y consumidores sigan siendo bajas, el riesgo de volatilidad de los precios es elevado. Una sequía generalizada —como sucedió en 2012—, unida a las bajas reservas de alimentos, podría empujar los precios mundiales del 15 al 40 por ciento".

China con un alto crecimiento de ingresos y una rápida expansión agroalimentaria, tendrá gran influencia en los mercados mundiales.

Al presentar el informe conjunto Perspectivas Agrícolas en Beijing, el secretario de la OCDE, Ángel Gurría, aseguró que "las perspectivas de la agricultura mundial son relativamente brillantes, con una fuerte demanda, el comercio en expansión y precios elevados. Pero este panorama presupone que continúa la recuperación económica. Si no somos capaces de enderezar la economía mundial, la inversión y el crecimiento agrícola sufrirán y la seguridad alimentaria estará comprometida". El director general de la FAO, José Graziano da Silva, aseguró por su parte que "los elevados precios de los alimentos son un incentivo para incrementar la producción".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación