Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No se prevé mayor crecimiento de remesas para El Salvador en 2014

En la reunión también se discutió sobre la economía de Estados Unidos y como, pese a varios factores, aun se mantienen niveles considerables de envío de divisas. FOTO EDH / TOMÁS GUEVARA

En la reunión también se discutió sobre la economía de Estados Unidos y como, pese a varios factores, aun se mantienen niveles considerables de envío de divisas. FOTO...

En la reunión también se discutió sobre la economía de Estados Unidos y como, pese a varios factores, aun se mantienen niveles considerables de envío de divisas. FOTO EDH / TOMÁS GUEVARA

El Salvador mantendría un ritmo moderado en el crecimiento de las remesas para este año a razón de varios indicadores que ubican al país en una tendencia a la estabilización de este sector, que inyecta un porcentaje superior al 15 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y cuyo aporte a la economía y al sistema financiero aún es tema de amplios debates.

En un estudio presentado ayer en el centro de análisis Diálogo Interamericano, especialistas del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) se concluyó que hay muchos retos para la optimización de estos fondos de los que esta bien ubicado el origen, destino y algunos usos.

El estudio titulado: "Situación económica y envío de remesas de migrantes de América Latina y el Caribe en el período post-recesión", analiza los flujos de remesas provenientes de Estados Unidos que cada año aportan a la región latinoamericana, con algunos países en mayor proporción más de $60 mil millones de dólares al año. (Ver nota aparte)

El Salvador, al ser uno de los países que durante décadas ha sido referencia obligada para estudiar este tema, para el analista principal en remesas del Banco Interamericano del Desarrollo (BID), Manuel Orozco, este año el país mantendrá un ritmo moderado de crecimiento que no superará el 3 %, similar al período de 2013 (con promedio mensual de $322 mill).

"Las remesas para Centroamérica y un país como El Salvador van a tener un crecimiento muy modesto, el año pasado casi no crecieron y es poco probable que crezcan este año, y parte de las razones tiene que ver con el crecimiento demográfico salvadoreño; la disminución en las migraciones de salvadoreños hacia Estados Unidos y el aumento de las deportaciones. Eso también afecta sobre la capacidad de aumentar el volumen", explica Orozco.

Si bien la economía de la primera potencia del mundo ha mostrado alentadores signos de estabilización, luego del letargo que le siguió a la recesión entre los años de 2007 – 2009, y cuando países como El Salvador continuaron un crecimiento sostenido a pesar de la crisis, este año tendería a una estabilización de esos ingresos.

Para el especialista, una relajación de las remesas, que en 2013 le aportó a la liquidez de las familias salvadoreñas $3,969 millones, tiene un impacto en el comportamiento de la economía del país.

Ante este panorama no cree que El Salvador llegue a despuntar con más del 3 por ciento, como lo hacía en años anteriores a la recesión. En 2012 El Salvador recibió $3,910 millones, un 1.5 % menos que el año recién pasado. Según datos del Banco Central de Reserva (BCR) durante los primeros dos meses de este año los salvadoreños enviaron $605.9 millones, un crecimiento de más del 4 % comparado con el mismo período del año anterior.

Además es obvio que cuando un núcleo familiar atraviesa estrechez económica, su familiar trabaja en el exterior hace un esfuerzo adicional para cubrir esas necesidades de sus padres o hijos, con un mayor desembolso, lo que a la vez le quita poder adquisitivo en Estados Unidos y lo pone en muchos casos en situación vulnerable.

"El promedio de envío está muy relacionado con el costo de vida del país de origen, si la inflación o la tasa de desempleo aumenta, un inmigrante nota que el costo de vida aumenta y entonces tiende a enviar un poco más, pero en este momento la tendencia ha sido relativamente estable, puntualizó Orozco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación