Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presupuesto ya no es mecanismo transparente

Los empresarios sostienen que aunque el Gobierno gaste más, no habrá mejores servicios públicos.

La gremial empresarial recalcó que, desde hace 10 años, el Ejecutivo y la Asamblea Legislativa le hacen fraude a la Constitución de la República al aprobar presupuestos desequilibrados, ya que carecen de financiamiento y ocultan gastos reales.

La ANEP afirma que las autoridades con conocimiento de causa diseñan, presentan, y aprueban presupuestos desfinanciados, en donde de antemano se sabe que habrá menos ingresos y más gastos respecto del proyecto presentado. En ese sentido, el ejercicio de presupuestar ha dejado de tener valor y es irrelevante.

Waldo Jiménez, director de estudios sociales y económicos de la institución, dice que las autoridades "presentan lo que les da la gana y aprueban lo que les da la gana... solo en 2013 se le hicieron 30 modificaciones al plan de gastos del Gobierno, y en lo que va del año ya se le hicieron 21 cambios al presupuesto", de ahí que el presupuesto se presenta como mero formalismo.

En un comunicado, la gremial apunta que "esta etapa del proceso de rendición de cuentas ha perdido su utilidad como mecanismo para transparentar a los ciudadanos cómo se van a gastar los impuestos que pagamos".

Agrega que a los salvadoreños les preocupa cómo el Gobierno aumenta la burocracia estatal y orienta los escasos recursos a financiar programas que no mejoran las condiciones de salud, educación, seguridad e infraestructura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación