Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presidente Sánchez C. arremete contra ANEP

Ante las críticas a sus 100 días, comparó a empresarios con los burros y los llamó "agoreros de la desesperanza"

El presidente Salvador Sánchez Cerén lanzó ayer en Panchimalco un plan de agricultura urbana. Foto edh / cortesía capres

El presidente Salvador Sánchez Cerén lanzó ayer en Panchimalco un plan de agricultura urbana. Foto edh / cortesía capres

El presidente Salvador Sánchez Cerén lanzó ayer en Panchimalco un plan de agricultura urbana. Foto edh / cortesía capres

Ante las críticas de la empresa privada al presente gobierno de que en tres meses no ha cumplido con las promesas que formuló en un inicio, el presidente Salvador Sánchez Cerén arremetió contra la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

"Yo creo que ellos se han tapado como los burros, aquellos burros que se ponen ojeras, y dicen: este es mi camino, el camino de la desesperanza", afirmó ayer Sánchez Cerén en Panchimalco, en el marco del lanzamiento de un plan de agricultura urbana.

Pero la respuesta no se hizo esperar: "Quizás sí, somos burros, porque trabajamos como burros para no ver ningún resultado de los esfuerzos que hacemos y del dinero que le damos al Gobierno para el beneficio de todos", contestó Luis Cardenal, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador.

Pero Sánchez Cerén fue más allá y acusó a la ANEP de mantener un discurso de "desesperanza para el país", además de que negó que no haya cumplido con sus promesas de campaña electoral; por el contrario, afirmó que busca nexos comerciales con América del Sur, que beneficien a los empresarios nacionales.

"Yo creo que lo que ellos (ANEP) representan es la desesperanza. Antes representaban la confrontación, ahora como no han encontrado con quién confrontar, se han vuelto agoreros de la desesperanza", aseveró.

Pero para Cardenal, la página es diferente. Asegura que siendo la empresa privada el motor principal que genera empleo en el país y que reactiva la economía, el Gobierno los descalifica y los acusa de ser la causa de los males de El Salvador, cuando estos provienen de una mala administración pública, reflexionó.

"Nosotros deseamos que al Presidente y al Gobierno le vaya bien porque queremos que al país le vaya bien, le hemos ofrecido nuestro apoyo y ayuda, pero nuestro apoyo no es decirle sí a todo lo que propone, y sino lo hacemos, somos sujetos a las críticas, y hasta señalamientos ofensivos", lamentó Cardenal.

Sánchez Cerén justificó que su gobierno ha mejorado las leyes para promover la inversión, que se implementaron las reformas fiscales para garantizarle más recursos al Estado y proveer de líneas de crédito al sector empresarial.

"Yo le pediría a todos los personeros de la ANEP, especialmente al señor Cardenal, al señor Jorge Daboub, que en vez de ser pregoneros de la desesperanza, pregonen la esperanza", manifestó.

Ante esto, Cardenal expresó que él se "remite a las pruebas" y que la "desesperanza" de la que habla Sánchez Cerén es la realidad que vive el país, y enumeró una a una las promesas incumplidas.

"Él (Sánchez Cerén) prometió que habría cosecha récord de frijol, pero la realidad es que hay escasez de frijol; nos engañó, prometió que no iban a subir los impuestos y no han pasado cien días cuando subieron los impuestos", y el poco crecimiento económico, lamentó Cardenal.

Sánchez Cerén también respondió a la pregunta de que obtuvo nota de 4 en los primeros 100 días de su gestión de acuerdo al sondeo de LPG Datos. "Las encuestas son temas de percepciones", respondió.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación