Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BM prepara una nueva estrategia para el país

Banco advierte: se necesita mayor inversión en productividad, logística y educación

Como parte de su misión principal, el Banco Mundial se enfoca en erradicar la extrema pobreza en el mundo. foto EDH /archivo

Como parte de su misión principal, el Banco Mundial se enfoca en erradicar la extrema pobreza en el mundo. foto EDH /archivo

Como parte de su misión principal, el Banco Mundial se enfoca en erradicar la extrema pobreza en el mundo. foto EDH /archivo

El Banco Mundial se encuentra analizando una nueva estrategia para El Salvador, con el propósito de continuar apoyándolo en temas vinculados a la educación, protección social, manejo de la gestión pública y lucha contra la violencia, entre otros.

La organización multilateral reiteró, recientemente, el compromiso de la institución en seguir respaldando a El Salvador en la erradicación de la pobreza y la promoción de la prosperidad compartida, especialmente en momentos en que el entorno internacional está mostrando señales menos favorables para Latinoamérica.

En una visita oficial realizada por el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, quien fue invitado a la toma de posesión del Presidente Salvador Sánchez Cerén, expresó que este es un momento interesante para el país ya que existen los espacios disponibles para crear acuerdos que permitan fortalecer el crecimiento de la nación.

El funcionario considera que hay una agenda amplia y ambiciosa que puede ponerse en marcha con el nuevo Gobierno. Según el Banco, el país enfrenta grandes retos para el próximo quinquenio, tales como el bajo crecimiento que se mantiene en promedio en el 2 % anual, lo que coloca a nuestro país por debajo del promedio regional.

Para el Banco Mundial, el país dispone del clamor por "la búsqueda de consensos para impulsar sus logros sociales y económicos", reiteró que existe el espacio para construir dicho contexto.

Adicionalmente, el organismo internacional considera que para, El Salvador, es un factor positivo la mejora de la situación económica de Estados Unidos, ya que hay dos millones de salvadoreños que envían remesas; sin embargo, hay retos importantes que también demandan reformas para incrementar la productividad, por lo que se destacó que Centroamérica debe trabajar en una agenda subregional para lograr un desarrollo más sólido que el que puede tener cada país por separado.

Apoyo directo

El Banco Mundial asiste a El Salvador de tres maneras diferentes. La primera es con apoyo financiero, de la que actualmente tiene una cartera de proyectos activos que ascienden a $340 millones.

La segunda forma de ayuda incluye asistencia técnica y, también, facilita capacitaciones por medio de "su capacidad de convocar a una gama de expertos de diferentes temas", con el objetivo que estos puedan compartir experiencias exitosas de otras partes del mundo y que puedan ser aplicadas en el país.

Representantes de la institución reiteraron que el espacio para trabajar con la nación es amplio, en la medida de las necesidades y definiciones que el país haga y de las áreas en donde le interese tener al Banco como socio.

Los anteriores puntos de vista fueron desarrollados por Jorge Familiar, durante una reunión con miembros del Gobierno, el sector privado y de la sociedad civil, con el objetivo de intercambiar puntos de vista sobre la situación económica del país.

Es necesario construir los consensos, especialmente en materia fiscal, para tener una recaudación apropiada para que el Gobierno tenga un margen de acción y tener un gasto social bien canalizado, enfocado a los sectores más vulnerables, explicaron representantes del Banco. Esto, a su vez, podría permitir el crecimiento que se necesita para hacer inversiones en productividad que estimulen el desarrollo.

¿En qué invertir?

Según el BM, los tres factores en los que se necesita invertir para mantener una agenda sostenible de mediano plazo es en la productividad, con la que se requiere mayor inversión en infraestructura, ya que en muchos casos, es insuficiente y tiene altos costos de mantenimiento. Otro factor es la logística, en donde los costos son entre dos y cuatro veces mayores y, finalmente, en la educación, que debe ser de calidad y útil a los jóvenes para que estos puedan ingresar a un mercado laboral productivo que contribuya al desarrollo de los países de la región.

Dichos proyectos forman parte de la misión del Banco Mundial, que se enfocan en "lograr un mundo sin pobreza", y aunque la pobreza ha disminuido rápidamente en los últimos tres decenios, "la humanidad continúa enfrentando desafíos urgentes y complejos", destacó el Banco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación