Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Precios se han incrementado hasta el 200 % en unos países

b Pese a las inspecciones en las plazas, no se ha demostrado que exista acaparamiento

Algunos comerciantes resienten que se les acuse del alza en el precio. Foto EDH

Algunos comerciantes resienten que se les acuse del alza en el precio. Foto EDH

Algunos comerciantes resienten que se les acuse del alza en el precio. Foto EDH

El precio del frijol para algunos de los países vecinos se ha disparado de tal manera que su incremento se refleja hasta en un 200 % más de lo que se pagaba a inicios de este año.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas informó que entre el último trimestre de 2013 y el primer trimestre de 2014, el precio del frijol en Nicaragua experimentaba una variación de 46 %, en El Salvador, 33%, y en Honduras 19 %. Sin embargo, este ha sufrido un acelerado incremento que varía entre el 100 % y el 200 % en todos los países de la región.

En Nicaragua, los compradores han pasado de pagar entre $0.45 y $0.50 (9 y 10 córdobas) a $1.08 (28 córdobas).

En Honduras, de igual manera, el precio se ha incrementado y a la fecha están pagando $1.14 (24 lempiras), cuando anteriormente pagaban $0.48 (11 lempiras).

En el caso de El Salvador, hasta febrero de este año la libra mantenía un precio de $0.50, pero en menos de seis meses ha incrementado y ha llegado hasta $1.25.

Aunque las autoridades correspondientes de cada país, han realizado inspecciones en las plazas públicas para evitar que se mantenga una situación de acaparamiento, estas acciones aún no arrojan datos que indiquen que el frijol está siendo guardado por los comerciantes, para comercializarlo posteriormente.

Aunque se han encontrado algunos casos, estos no suman la suficiente cantidad de producto para determinar que existe acaparamiento.

En El Salvador, el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, ha atribuido el alto precio a la especulación y ha señalado que los "coyotes no tienen código", mientras que los comerciantes indican que ellos no pueden vender más barato del precio que compran.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación