Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Precio de gasolina sigue subiendo desde febrero

La caída en precio de los combustibles terminó antes que el petróleo

Pese al alza, los gasolineros no creen que los precios lleguen al mismo nivel que tenían en junio de 2014. foto EDH / Archivo

Pese al alza, los gasolineros no creen que los precios lleguen al mismo nivel que tenían en junio de 2014. foto EDH / Archivo

Pese al alza, los gasolineros no creen que los precios lleguen al mismo nivel que tenían en junio de 2014. foto EDH / Archivo

El combustible que usan los salvadoreños para sus vehículos cerrará junio con dos meses y medio de alzas continuas en el precio, lo cual ha generado malestar en la población, ya que aún se escucha sobre bajas en los precios internacionales del petróleo.

Tomando como base los precios de referencia, que cada dos semanas publica el Ministerio de Economía (Minec), la caída en el costo de los combustibles se detuvo el mes de febrero. Desde entonces se ha mantenido con una tendencia al alza.

En el período entre marzo y junio solo se registró una leve baja durante la catorcena que inició el 14 de abril. Desde entonces, cada nueva variación en los precios que ha anunciado el Minec ha incluido un incremento para la gasolina especial y regular y, en ocasiones, para el diésel.

La semana pasada, Economía anunció un aumento para la gasolina especial de $0.13 y para la regular de $0.04, que estarán vigentes desde el 23 de junio al 6 de julio próximo.

Como dato curioso, el precio del petróleo siguió bajando hasta marzo de este año. Desde entonces ha registrado constantes alzas y bajas, pero se ha mantenido estable entre los $50 y $60 por barril.

En otras palabras, los precios de las gasolina empezaron a subir antes que el petróleo. ¿A qué se debe?

De acuerdo con representantes de la Asociación de Empresarios Distribuidores en Estaciones de Servicio (Adepetro) y la empresa Alba Petróleos la realidad es que no hay una relación directa entre el precio del crudo y el de las gasolinas.

En medio de todo el proceso de producción, hay muchos factores que hacen que una baja en el precio del petróleo no se traduzca en una reducción del galón de gasolina.

El jefe de Comunicaciones de Alba Petróleos, Julio Villagrán, dijo que el precio no es lineal y que el negocio de los hidrocarburos es muy abierto.

Con ello se refirió a factores técnicos que influyen en el precio al consumidor: fecha en que se entrega el petróleo, pues el precio del crudo en realidad es de contratos para entregar dentro de unos meses.

También influyen los costos de almacenamiento, transporte y refinamiento del crudo para convertirlo en gasolina y otros derivados. Posteriormente, la venta y distribución de combustibles también tiene gastos similares en importación y almacenaje.

Esto hace que, por ejemplo, si hoy el petróleo bajara su precio en $3 por barril, el costo de la gasolina no necesariamente bajaría $3 en tres o cuatro meses.

Más importante aún, los analistas especifican que el mercado nacional no depende de los precios del petróleo, sino de sus derivados.

"No usamos referencia del crudo porque no refinamos. No estamos importando ni una gota de crudo. No cotizamos el petróleo, sino el derivado", explicó el jefe de comunicaciones de Alba Petróleo.

Por su parte, el presidente de Adepetro, Sergio Recinos, añadió que otro factor a considerar es la disponibilidad que tengan las refinerías alrededor del mundo para proveer combustible.

"El consumo de los Estados Unidos se ha incrementado debido al verano. Esto hace que se reduzca la oferta de inventarios de las refinerías a nivel mundial. Esto hizo que se incrementara el precio", explicó Recinos.

El líder de Adepetro dijo que, por el momento, el precio de la gasolina también se ve influenciado por el consumo de Estados Unidos.

"Cuando entra el verano, los Estados Unidos tiende a consumir más, viajar más, conducir más. En verano hay más disponibilidad de diésel, entonces ahí tiene usted que la gasolina subió, pero el diésel bajó", comentó.

Recinos también expresó que, para calcular los precios de referencia, el Minec usa las cotizaciones de las cuatro últimas semanas, de las cuales obtiene un promedio.

Esa fórmula elimina cualquier relación directa entre el precio internacional de las gasolinas, que cambia diariamente, y el de referencia para el consumidor salvadoreño, que se publica cada dos semanas.

Influencia del gobierno

Las fuentes consultadas coincidieron en que no es el Gobierno el que decide sobre las alzas y bajas del precio de la gasolina.

El presidente de Adepetro comentó que la publicación se trata solo de una referencia, "el precio que ellos consideran justo para el consumidor".

Añadió que todas las gasolineras cambian sus precios luego de que el Minec publica las variaciones los días lunes. Sin embargo, debido a sus costos de importación, cada estación puede vender centavos arriba o abajo del publicado por el Minec.

No obstante, si existen costos que elevan la cotización del galón de combustibles que se venden al consumidor; estos son los impuestos que paga cada consumidor al comprar.

En la actualidad son cinco tributos los que se cargan al combustible.

En primer lugar, como con cualquier producto, se paga un 13 % del precio en concepto de Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El precio además incluye un cargo de $0.20 como impuesto de Fovial, el cual se destina al mantenimiento de las carreteras. Otros $0.16 se cobran para integrarlo al Fondo de Estabilización y Fomento Económico (Fefe, también conocido como impuesto de guerra).

Además $0.10 se agregan al precio final como Contribución al Transporte (Cotrans), es decir, subsidio a buses y coaster.

A partir de este año también inició el cobro del Impuesto Especial a los Combustibles (IEC), el cual fue creado en 2009, como compensación ante una eventual caída de los precios del combustible.

El Ministerio de Hacienda publicó que por la baja de los precios se dejaría de recibir $12 millones en concepto de IVA durante este año.

Desde que el IEC inició a cobrarse el 20 de enero hasta el pasado 30 de abril el fisco había ingresado $1.8 millones por este nuevo impuesto o alicuota, según registra el portal Transparencia Fiscal.

Este impuesto se activa cuando el barril de petróleo se encuentra a menos de $70 por barril. Entonces se cobra el 0.50 % del precio de la gasolina.

Si el crudo llega a costar menos de $50 por barril, se cobrará el 1 %.

En la práctica el impuesto se traduce en cerca de $0.02 centavos por cada galón consumido.

Proyecciones

Los analistas de hidrocarburos coincidieron en que la tendencia podría seguir hacia el incremento de precios, aunque no descartan que puedan haber tendencias a la baja.

El presidente de Adepetro dijo que, la alta producción de petróleo en Estados Unidos hace muy difícil que el barril vuelva al mismo precio que hace un año. El crudo y el combustible no subirán tanto.

En ocasiones anteriores el jefe de Comunicaciones de Alba Petróleos ha expresado que seguramente el año cerrará con un precio cercano a $4 por galón de gasolina.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación