Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

IC Power se retira de la licitación de 355 MW por inseguridad jurídica

El conglomerado al cual pertenece Nejapa Power, iba a participar en el concurso con la subsidiaria Kanan

Nejapa Power es una central energética a base de bunker, y es una subsidiaria de IC Power. foto EDH / archivo

Nejapa Power es una central energética a base de bunker, y es una subsidiaria de IC Power. foto EDH / archivo

Nejapa Power es una central energética a base de bunker, y es una subsidiaria de IC Power. foto EDH / archivo

La multinacional IC Power, conglomerado de la firma salvadoreña Cenérgica (Nejapa Power), reveló ayer que su subsidiaria Kanan se retirará de la licitación de 355 Megavatios (MW) que promueve la distribuidora eléctrica Delsur porque considera que las bases de licitación y las cláusulas del contrato no ofrecen estabilidad jurídica para soportar una inversión de la magnitud que había proyectado.

Hace unos meses, IC Power anunció que participaría en el proceso de licitación y que, de resultar ganadora, invertiría $450 millones en una planta con capacidad de 170 MW a base de carbón. En ese contexto, la firma ya había invertido alrededor de un millón de dólares en estudios de factibilidad, había traído a ingenieros de la coreana Posco Engeneering & Construction Company para los estudios de suelo e hidrológicos, y tenía ubicada una propiedad de 87 manzanas en Acajutla para construir la central de energía.

Sin embargo, ayer IC Power detalló que "se ve obligado a no ofertar en esta licitación, debido a que los términos contractuales que proponen la distribuidora y la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) no dan las garantías jurídicas necesarias para realizar la inversión que requiere el proyecto que estábamos planificando".

Asimismo indicó que los términos del contrato que promueve la licitación, específicamente en los que se refiere a la cláusula de cambio de ley, no proveen una garantía real y confiable, como sería la opción de un arbitraje internacional con el regulador o el Estado, en caso de que haya discrepancias sobre los futuros cambios en leyes, reglamentos u ordenanzas que tengan un impacto negativo operativo y económico sobre esta inversión, que incluiría un contrato a 24 años con cinco gobiernos de por medio.

El presidente ejecutivo de Cenérgica, Ricardo Hernández, apuntó que han explicado reiteradamente sus puntos de vista a las autoridades salvadoreñas; quienes aunque respetan la decisión de Kanan, no quieren abrir las puertas a un arbitraje e insisten que cualquier trámite legal deberá ser local.

"El contrato tiene una cláusula de arbitraje que no tiene fuerza para modificar la parte económica. Siget es la única que puede modificar la parte económica", dijo.

De esa manera cualquier diferencia, argumentan las autoridades, debe discutirse primero entre la junta directiva de la Siget, después debe ir a un Contencioso Administrativo y luego a un juicio de amparo, y con eso, dicen, es suficiente.

"Nosotros consideramos que eso no es suficiente. Creemos que el arbitraje permite ir a una instancia más neutral, donde pudiéramos tener incluso la oportunidad de acceder a un 'expertise' o a un mayor nivel de entendimiento de los temas que se van a resolver, y no significa que vas a ganar el arbitraje", dijo.

Sin embargo, ganar un arbitraje no le significa ninguna garantía a Kanan, pues acá "hay compañías que ganan los laudos a través de los arbitrajes y aquí en el país no se cumplen. Es peligrosísimo", detalló.

Hernández lamentó que se deje de hacer una inversión de $450 millones, quizá la más grande que El Salvador habría atraído en los últimos años, y en un proyecto completamente nuevo.

Sobre el tema, El Diario de Hoy buscó reacciones de la Siget, la cual no respondió a la solicitud de entrevista.

Por su parte, Roberto González, gerente general de Delsur comentó que cada empresa licitante es libre de participar o no en el concurso de energía, y que todos los oferentes saben cuáles son las reglas a las que se deben a someter.

"No podemos informar sobre las empresas que están participando en el concurso por una cuestión de confidencialidad con el proceso pero si hemos discutido los escenarios de los actores involucrados, incluyendo los arbitrajes", subrayó.

Si los planes de DelSur y de la o las empresas ganadoras de la licitación no experimentan retrasos, la generación empezará en 2018 en beneficio de la mayoría de los sectores productivos del país.

De todos modos, el proceso continúa y el próximo 1 de octubre de 2013 se tiene programado que las empresas interesadas presenten las ofertas técnicas y económicas.

El 12 de noviembre se abrirán las ofertas económicas y el 26 del mismo mes se adjudicarán.

Se estima que una vez adjudicada, la firma del contrato se realice entre el 4 y 20 de diciembre, para que el 1 de enero de 2018, en teoría, el ganador comience a operar.

Para el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, el retiro de Kanan, subsidiaria de IC Power de la licitación, responde a que los funcionarios no quieren supeditarse a un mecanismo de solución de conflictos que resuelva de una forma expedita y justa.

Daboub aseguró que debido a que muchos funcionarios quieren hacer las cosas de manera incorrecta, el Gobierno perdería en un eventual litigio, como ya ha ocurrido con el caso de Ine-Cel frente a la empresa italiana Enel.

Un arbitraje entre esta compañía y la empresa salvadoreña ha llegado hasta un Tribunal de Francia que falló contra la salvadoreña Ine.

Pero la empresa mixta no ha querido cumplir el fallo. Hasta el mismo presidente Mauricio Funes se ha negado a que el fallo del tribunal francés sea acatado, a pesar de que su negativa le ha valido duras críticas de parte de la empresa privada.

IC Power en el mundo

IC Power, subsidiaria de Israel Corporation, es una multinacional con inversiones en generación eléctrica en América Latina e Israel.

La firma cuenta con $2,500 millones en activos, distribuidos en inversiones en nueve países (Jamaica, República Dominicana, Panamá, Perú, Bolivia, Chile, El Salvador, Israel), con una capacidad instalada de 3,200 MW.

En los últimos 12 meses, el Grupo ha completado la expansión de una planta en Perú y la construcción de una nueva central de generación de ciclo combinado en Israel, con una inversión que supera los $1,000 millones.

Actualmente está construyendo una planta hidroeléctrica de 520 MW, a un costo de $910 millones en Perú.

Israel Corporation, holding de IC Power, también tiene inversiones en otras divisiones que manejan refinerías y plantas petroquímicas, energías renovables, fertilizantes, automotrices, carros eléctricos y movimiento de contenedores, entre otros negocios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación