Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por adjudicarse 94MW de energía fotovoltaica para generar por 20 años

La Siget tiene hasta el 7 de julio para realizar la adjudicación de manera oficial

Las ofertas económicas estuvieron resguardadas en cajas con doble llave de seguridad. Foto EDH

Las ofertas económicas estuvieron resguardadas en cajas con doble llave de seguridad. Foto EDH

Las ofertas económicas estuvieron resguardadas en cajas con doble llave de seguridad. Foto EDH

De los 100 megavatios de energía renovable que la distribuidora eléctrica DelSur estaba licitando, ayer se conoció que serán adjudicados 94 megavatios, luego que fueran hechas públicas las ofertas económicas de las empresas cuyas ofertas técnicas superaron esta fase.

Cuando el proceso fue abierto, DelSur estaba licitando 60MW de energía solar o fotovoltaica y 40MW de energía eólica; sin embargo, la únicas dos ofertas para esta última sobrepasaron el precio techo que había establecido la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget), fijado en $123.41 para la generación de megavatios por hora (MW/h); mientras que para la energía solar o fotovoltaica fue fijado en $165.53 MW/h.

El gerente general de la distribuidora, Roberto González, explicó que las únicas dos ofertas que fueron recibidas para la generación de energía eólica fueron por 40MW, a un precio de $229 por MW/h, y por 6.6 MW a un precio de $158 por cada MW/h.

Lo anterior significó que las ofertas que habían sido descartadas para la generación de energía fotovoltaica compitieran en horas de la tarde por esos 40 megavatios, a condición de ajustar sus ofertas económicas al precio techo asignado a la energía eólica.

Al final de la tarde, los ofertantes lograron cubrir 94 de los 100 megavatios que estaban siendo licitados, pero todos generarán energía solar, quedando seis megavatios sin haber sido adjudicados.

El gerente de Energía de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Juan Ceavega, opinó que "fue un proceso (de licitación) muy bien hecho desde el inicio, transparente, en el que todos han tenido oportunidad". Y a la vez se mostró "sorprendido por los precios tan bajos".

A juicio de uno de los ofertantes, quien pidió reserva de su nombre, el proceso puede ser "mejorable", en el sentido que la Siget no solo debió fijar un precio techo, sino también "un precio suelo, para evitar ofertas temerarias".

En términos generales, fueron recibidas 32 ofertas para una generación de energía fotovoltaica de 350MW, y la empresa que está por adjudicarse los primeros 60MW ofertó la generación de los mismos a un precio de $101.90 (el precio techo fue fijado en $165.43); mientras que la oferta máxima recibida fue por $185.90.

La titular de la Siget, Blanca Coto, también destacó la transparencia, no obstante, hizo énfasis en que el país ha avanzado en materia de diversificación energética con el valor agregado de haber atraído inversión extranjera.

"Hemos dado un salto de calidad en materia de diversificación de la matriz energética. Nuestro aporte desde el sector eléctrico es garantizarle al país un suministro de energía limpia, amigable con el medio ambiente", dijo.

Y agregó que "una señal importante es (la licitación), es prueba fehaciente de que nuestro país es un destino atractivo para la inversión extranjera; prueba de ello es que tuvimos ofertas de Europa, como España y Francia. Y estamos contentos con la posibilidad de ofrecer energía renovable a bajo costo".

La empresas que están a la espera de la adjudicación oficial son Unión de Personas (UDP) Neoen-Almaval, que ofertó 60MW a un precio de $101.9 por MW/h; UDP Proyecto La Trinidad, que presentó dos ofertas por 6MW y 8MW, a $123.98 y $123.88, respectivamente; y Solar Reserve Development CO II, LLC, que ofertó 20WW a un precio de $123.41.

De acuerdo con González, la generación y venta de energía de los 94MW, a 20 años plazo, debería dar inicio el 1 de octubre de 2016; sin embargo, si terminan antes las instalaciones necesarias para hacerlo, pueden pedir permiso a la Siget para comenzar antes.

Las bases de licitación exigieron que, como parte de sus ofertas, las generadoras se comprometieran a destinar el 3 % de sus ingresos anuales por generación de energía para la inversión de proyectos de desarrollo social en las comunidades a las que les estarán vendiendo esa energía.

"No van a entregar dinero, sino que van a hacer proyectos priorizados en las municipalidades y con supervisión del FISDL, explicó el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Energía (CNE), Luis Reyes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación