Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pollo Campestre continúa contando historias que inspiran

Como parte de la tercera fase de su campaña, esta vez resaltan la labor de sus animadoras.  

Pollo Campestre

Pollo Campestre capacita a su personal constantemente. | Foto por Cortesía

Pollo Campestre continúa contando historias, cosas de la vida en la que los salvadoreños le ponen empeño y corazón, historias que cuentan el día a día de los trabajadores que siempre dan lo mejor. 

La tercera fase de esta campaña está enfocada en reconocer el ambiente que se vive en Pollo Campestre, destacando ese diferenciador en el que las Animadoras Campestre ponen su mejor empeño, haciendo sentir a los niños la alegría de compartir, porque saben  que para los padres son lo más importante. 

Cada año las Animadoras Campestre se capacitan profesionalmente con el programa interno de Pollo Campestre llamado ANIMARTE; es allí donde se preparan en animación, bailes, juegos, dinámicas y mucho más que ponen en práctica en las áreas de juego de los restaurantes, haciendo que los niños salvadoreños reciban una entretenida experiencia y lleven en su rostro dibujada una sonrisa y el deseo de volver a disfrutar del pollo como a ellos también les gusta.  Pollo Campestre invita a todos a visitar cualquiera de sus 34 sucursales que están dando siempre lo mejor.

Según su página web, Pollo Campestre es una cadena de restaurantes con 18 años de trabajo. Es una empresa con calor humano que alberga gente fiel que ha laborado desde los inicios, trabajando cada día para dar al pueblo migueleño, y al de todo oriente, satisfacción, es por eso que han crecido y seguirán creciendo cada día para ofrecerles un mejor servicio y la mejor calidad. La cadena invita a sus clientes a que los conozca, aprecie el sabor y el exquisito aroma de su sazón. 

En cada una de sus sucursales usted deleitara su paladar con su delicioso y variado menú. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación