Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Política fiscal de EE. UU. sin cambios con Yellen

Es demócrata y ha defendido la compra de bonos de la FED

El presidente Barack Obama nombró a Janet Yellen como la nueva presidenta del Reserva Federal. foto edh / archivo

El presidente Barack Obama nombró a Janet Yellen como la nueva presidenta del Reserva Federal. foto edh / archivo

El presidente Barack Obama nombró a Janet Yellen como la nueva presidenta del Reserva Federal. foto edh / archivo

El presidente Barack Obama rompió con algunos paradigmas al nombrar esta semana a Janet Yellen como la primera mujer presidenta de la Reserva Federal (FED).

Sin embargo, sus planteamientos no distan mucho de los que tenía su antecesor Ben Bernanke, quien ha sido reconocido como un economista que prefiere mantener las tasas de interés casi a cero.

Yellen, de 67 años y hasta hoy vicepresidenta del Consejo de la Reserva Federal es, de hecho, conocida como una "paloma" en materia monetaria; pues se inclina por mantener bajas las tasas de interés como una forma de estimular la economía y promover el crecimiento del empleo.

Esta característica le hace pensar a muchos economistas estadounidenses que Yellen seguirá aplicando las políticas de Bernanke y por lo tanto representa la continuidad para la institución.

Además ha defendido con mano firme las compras de bonos sin precedentes de la Reserva Federal -$85,000 Mlls. mensuales- y de las políticas de tasas de interés cero aunque fue una de los pocos funcionarios en el sistema de la Fed en advertir sobre los riesgos de las hipotecas subprime en 2007.

Yellen es considerada demócrata y ha pasado más de 12 años en el corazón de la política monetaria de Estados Unidos.

La funcionaria ha atraído la ira de los republicanos conservadores por su postura "pacifista" sobre la inflación. Su posición es que el control de la inflación debe ser secundario al fomento del empleo. Si gana la aprobación, ha prometido "promover el máximo empleo, precios estables y un sistema financiero estable".

Su formación

Tras cinco años de profesorado en la Universidad de Harvard, ingresó en la Fed por la puerta pequeña en 1977 en el equipo de economistas encargado de realizar análisis y llevar estadísticas para el directorio del banco. Formó parte de ese equipo durante dos años y fue allí que conoció a su marido, George Akerlof, quien ganó el premio Nobel de Economía en 2001.

Fue doctorada en Economía en la Universidad de Yale (este de Estados Unidos) en 1971, y tuvo como mentor a James Tobin, también premio Nobel de Economía en 1981 y conocido por su idea de gravar las transacciones financieras internacionales.

Volvió en 1980 a la docencia en la Universidad de California (oeste), en Berkeley, hasta que el presidente demócrata Bill Clinton la eligió para ser una de las gobernadoras de la Fed en 1994.

Según los economistas, Janet Yellen deberá crear estrategias para que la balanza no se descompense; es decir, que la decisión de quitar los estímulos cuantitativos y los de tasas de interés, se balanceen con una economía más sólida.

También deberá dar prioridad al segundo mandato de la FED, que es lograr empleo total, algo en lo que la economista experta en el tema de desempleo seguramente ya tiene la vista puesta.

Y uno más de los retos será evitar que los trastornos políticos en Washington socaven la confianza de las empresas y del consumidor para que su economía se mantenga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación