Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Poca competencia eleva costos de transporte terrestre en C.A.

Un estudio del Banco Mundial indica que la inseguridad y el precio del combustible también encarecen el flete

El transporte de carga no es competitivo debido a sus altos costos, según datos del Banco Mundial. Foto EDH/archivo

El transporte de carga no es competitivo debido a sus altos costos, según datos del Banco Mundial. Foto EDH/archivo

El transporte de carga no es competitivo debido a sus altos costos, según datos del Banco Mundial. Foto EDH/archivo

La falta de competencia en el sector de transporte de carga terrestre, así como la inseguridad y los precios del petróleo son algunos de los principales factores que han encarecido el transporte terrestre en Centroamérica, según señala un estudio regional realizado por el Banco Mundial.

De acuerdo con los datos recabados por este organismo en su informe "¿Qué factores aumentan los precios del transporte terrestre de carga en Centroamérica", en el Istmo, mover una tonelada por kilómetro tiene un costo de $0.17 mientras que en Estados Unidos el precio ronda entre los $0.02 y los $0.10 y en carreteras de África, consideradas menos eficientes el costo de movilización de los productos para movilizar los productos no supera los $0.12.

Esta diferencia aumenta los costos de importación y exportación de las empresas y reduce su competitividad, lo que pone a la región en desventaja frente a otras compañías del mundo.

"La falta de competencia en el sector de transporte de carga por carretera en Centroamérica eleva los costos de traslado de mercancías al doble que en carreteras en África y hasta cuatro veces más que en economías más desarrolladas", indica el Banco Mundial.

El estudio apunta a la necesidad de promover la presencia de más empresas de transporte como medida para reducir los costos, sobre todo en las rutas nacionales.

Por ejemplo, en rutas internacionales de Centroamérica, donde los costos son menores, operan veinte veces más empresas de transporte terrestre que en las rutas nacionales que conectan, por ejemplo, Ciudad de Guatemala o Tegucigalpa a puertos marítimos importantes.

Según el Banco Mundial la segmentación del mercado y una competencia limitada también hacen más difícil aumentar la utilización de vehículos y disminuyen los incentivos para innovar y mejorar la calidad del servicio.

Un estudio similar de 2014 señalaba que cerca de un 35 % del precio del transporte de carga en Centroamérica está directamente relacionado con factores que limitan la competencia en las rutas nacionales.

El Salvador es el que menos compañías de transporte terrestre tiene disponible para el comercio centroamericano pues según datos del organismo están disponibles solo 60 compañías de carga y otros 22 transportistas independientes mientras que Nicaragua tiene 108 y 48 independientes.

En total la región hay en total unos 696 empresas (entre compañías e independientes) que manejan el transporte de carga.

"Se necesita una mayor competencia internacional en el transporte terrestre en Centroamérica", aseguró el director del Banco Mundial para Centroamérica, Felipe Jaramillo, al tiempo que señaló que "también se requiere la atención de todos los actores involucrados".

Los variantes precios del combustible en una región totalmente importadora de este material también modifican los costos de operación del transporte terrestre.

ASTIC, en desacuerdo

Por su parte el presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (Astic), Raúl Alfaro está en desacuerdo con los datos del Banco Mundial que hablan sobre la poca competencia de empresas de transporte terrestre en la región y atribuyó el alto costo del transporte a los retrasos que persisten en las aduanas del país.

Alfaro dijo que solo en El Salvador están inscritos un total de 4,041 transportistas de los cuales a la fecha 2,233 tienen código activo.

Y en la región, incluyendo Panamá, se contabilizan no menos de 12,210 transportistas que mueven toda la carga dentro y fuera de Centroamérica.

"Eso de que no haya competencia es una versión equivocada. En la región hay muchas empresas, incluso algunas que hacen competencia desleal", dijo el representante de una de las dos mayores agrupaciones de transporte de carga en El Salvador.

También difiere sobre el costo del flete que señala el organismo internacional.

Alfaro asegura que el costo promedio por tonelada-kilómetro en el país es de $0.05.

A juicio del representante de esta asociación, lo que realmente encarece el transporte de carga en el país es el tiempo que lleva un camión en atravesar las aduanas de cada frontera.

Aunque la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda ha implementado medidas para agilizar el tráfico en estos puntos fronterizos, Alfaro asegura que los camiones siguen perdiendo más de siete horas en las aduanas pues aún no se afina la recepción de documentación y los pagos electrónicos en las fronteras.

En lo que sí coincidió es que la delincuencia está afectando la productividad de las empresas pues el mismo sistema desordenado de recepción de datos filtra información que luego conocen los contrabandistas y facilitan el robo de mercadería en las carreteras.

Alfaro dijo que el director de Aduanas, Carlos Cativo, ya conoce de estos problemas y le ha prometido a los transportistas mejorarlo para reducir los costos de las empresas.

En 2014 la Dirección General de Aduanas implementó un nuevo mecanismo que reducía los tiempos para que los transportistas hicieran sus trámites en aduanas. Se prometió eliminar a los intermediarios y facilitar el pago de los impuestos y trámites aduaneros antes de que el camión llegue a ventanilla.

Sin embargo Alfaro aseguró que todavía persisten estos problemas, a pesar de los esfuerzos gubernamentales.

Otro de los puntos señalados por los transportistas es la tardanza que ha generado el uso de los rayos X para revisar la mercadería y que, en la mayoría de ocasiones, obliga a los transportistas a bajar los productos y volverlos a contar para demostrar que no hay nada ilícito.

El Banco Mundial destaca en su informe que El Salvador es el país que menos tiempo por kilómetro utiliza para mover su mercadería, al moverse a 0.02 horas por kilómetro.

Pero Alfaro asegura que la delincuencia y además, los lapsos de trabajo de las aduanas obliga a los transportistas a viajar a 16 kilómetros por hora, lo que retrasa el comercio internacional.

SICA impulsaría más integración

Mejorar la eficiencia en las aduanas terrestres del país sigue como punto de agenda entre los presidentes de la región. Esta semana en Guatemala se reunieron todos los presidentes miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) junto con el presidente de España, Mariano Rajoy.

En la cumbre, realizada en Guatemala, se discutieron medidas para mejorar el comercio regional y así facilitar el comercio con España y toda Europa, ya que hay un potencial comercial a través de un acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

"España cree firmemente que la cooperación, el libre comercio y la integración son el futuro de cualquier lugar del mundo, por eso seguiremos apoyando el proceso de integración centroamericana", advirtió Rajoy en su intervención.

El mandatario instó a los mandatarios de Centroamérica a que trabajen en mejorar aspectos que van desde la infraestructura hasta los acuerdos comerciales que faciliten la logística regional.

Incluso dio algunos consejos para que la región se integre, así como la Unión Europea lo hizo en 1993.

Raúl Alfaro, que ha trabajado como transportista de carga internacional por años, cree que el país y toda la región aún no logra integrarse comercialmente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación