Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un 24% de la población del país es emprendedor

La cifra surge de investigaciones de la ESEN y del Monitor Global de Emprendimiento. Incluye sectores de alimentos y servicios

La dificultad de encontrar empleo provoca que muchos se autoempleen en el sector informal. foto edh /archivo

La dificultad de encontrar empleo provoca que muchos se autoempleen en el sector informal. foto edh /archivo

La dificultad de encontrar empleo provoca que muchos se autoempleen en el sector informal. foto edh /archivo

El Salvador participó, entre mayo y diciembre de 2012, en la sistematización del Monitor Global de Emprendimiento, un estudio que aportó, como principal resultado, que el 24% de la población salvadoreña posee un negocio emprendedor, ya sea por subsistencia u oportunidad.

Durante todo este proceso, que fue dirigido por la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), se llegó a la conclusión de que, tanto en el sector formal como informal, países pobres tienen más necesidad de emprender debido a que la gran empresa y el sector público no logran satisfacer la demanda laboral de toda la población.

Manuel Sánchez, catedrático de la ESEN y coordinador del proyecto, explicó que se utilizó una metodología en la que participaron más de dos mil personas de todo el país, junto con encuestas que indagan en políticas públicas y otros factores asociados al éxito o fracaso de los negocios.

"Las condiciones del país son clave y demuestran que la única forma de sobrellevar el déficit laboral actual es con el autoempleo que genera una pequeña o mediana empresa para un individuo y su grupo familiar", ejemplificó.

En este sentido otro dato categórico es que un 8% de las personas emprendedoras ha cerrado uno o más negocios en los últimos cinco años, argumentando "circunstancias de inseguridad, pocas oportunidades de crédito y falta de educación financiera".

"Al ver una gráfica de crecimiento de negocios, la caída de estos es rápida, no pasa de dos o tres años". Eso sí, el que supera ese período tiene el potencial de dar saltos muy positivos a largo plazo", explicó Sánchez.

Por otra parte, la investigación reconoce que el 42% de los salvadoreños comienza el negocio con el temor al fracaso y que solo un 8% de los que emprenden tiene acceso a lineas de crédito y conocimiento técnico o especializado.

"Hay un claro problema de actitud, pero sobre todo de falta de normas y políticas adecuadas para el emprendedor", subrayó Sánchez.

Es importante formalizar

Para esta encuesta, que se realizó con los estándares de la Asociación Global para la Investigación sobre Emprendimiento —con sede en Londres, Inglaterra—, más de la mitad de los emprendedores salvadoreños se ampara en la informalidad porque no paga impuestos y se desliga del sistema de seguridad social del Estado.

Esto, para Sánchez, es sinónimo de un desafío para las autoridades porque, más allá de subir tasas impositivas, es mejor aumentar la base tributaria.

"Al formalizar (empresas) se lleva un control, se estimula la competencia y se le dan más herramientas al emprendedor para que realice de mejor manera sus negocios", puntualizó. Finalmente el documento, que será presentado formalmente a finales de mayo, reconoce que 15% de los emprendedores están en una fase inicial y el 9% ya se encuentra establecido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación