Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PMA exhorta a diversificar la agricultura

El director regional del PMA asegura que el país debe trabajar para alcanzar y proteger su seguridad alimentaria

"No es la primera vez que 'El Niño' está tocando a Centroamérica", dijo ayer el director regional del Programa Mundial de Alimentos, Miguel Barreto.

Pero a pesar de eso, El Salvador todavía es vulnerable a cambios climatológicos tan drásticos como "El Niño" porque no ha logrado una "resiliencia", en su esquema agrícola, es decir, a sobreponerse a situaciones adversas, como la pérdida de las cosechas cuando hay desastres naturales o sequías.

Para Barreto el país necesita incorporar a los agricultores a otras cadenas de valor distintas a las de los granos básicos, con las que puedan salir del ciclo de vulnerabilidad y puedan lograr excedentes para sobreponer las pérdidas de otras áreas.

"No estamos hablando de cambiar la cultura alimentaria, sino fortalecer esa dieta con otro tipo de productos, incorporar tubérculos que mejoren la dieta alimentaria. En términos de maíz, hemos hecho pilotos en otros países en los que estamos promoviendo tortillas fortificadas molidas con hojas de lechuga, etc.", dijo el experto.

"Hay que buscar mecanismos, políticas, legislación que permita reconvertir el agro o facilitar otro tipo de cultivos y mirar hacia largo plazo", agregó.

En Guatemala, por ejemplo, están sembrando mango, marañón, aguacate y otros productos agrícolas para que las familias que comúnmente se centran en la siembra de granos básicos puedan salir de su ciclo de vulnerabilidad y logren ingresos por otro medio.

"Hay que importar productos, pero ser fuerte en otra cadena de valor", añadió.

Por su parte, Dorte Ellehammer, representante del PMA para El Salvador, sostuvo que el país está dependiendo de muchas importaciones, pero no está produciendo verduras y vegetales por lo que es necesario modificar el esquema agrícola que le permita a los salvadoreños mejorar su alimentación.

El PMA también está trabajando en el país y la región para apoyar a familias cafetaleras que se vieron afectadas por el hongo de la roya.

De acuerdo con sus estimaciones en la región existen 116 mil familias que se encuentran en inseguridad alimentaria solo debido a los estragos de la roya. El Programa está tratando de llevar a estas familias a otro tipo de agricultura más sostenible y con menos riesgo y así garantizarles su seguridad alimentaria.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación