Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plantas de café que entregó el Goes solo renovarán 3 % del parque

Aseguran que de 180 mil manzanas del parque, solo 2 mil podrán ser renovadas

El gobierno ha dicho que la meta es renovar el 30 % del parque cafetalero. FOTO EDH /ARCHIVO

El gobierno ha dicho que la meta es renovar el 30 % del parque cafetalero. FOTO EDH /ARCHIVO

El gobierno ha dicho que la meta es renovar el 30 % del parque cafetalero. FOTO EDH /ARCHIVO

Las 7 millones de plantas de café que el gobierno empezó a entregar la semana pasada para renovar el parque cafetalero, solo alcanzarán para cubrir un 3 % del parque nacional, detalló el director de la Asociación de Beneficiadores de Café (Abecafé), Marcelino Samayoa.

Aunque las autoridades gubernamentales han referido que con esta entrega se pretende renovar el 30 % del parque cafetero, representantes del sector argumentan que esa cantidad no es suficiente para lo que pretenden recuperar.

De acuerdo con datos proporcionados por el representante de Abecafé, son 2,500 árboles de café por cada manzana de tierra. Esto significa que si hay 180 mil manzanas en el parque, hay un promedio de 450 millones de plantas de café aromático que deben renovarse.

"Los 7 millones de plantas no alcanzan a sustituir los árboles que al año se mueren. Año con año hay que repoblar entre el 3 y 5 % del parque y con esto apenas quizás se alcance un 3 %", reclamó Samayoa.

El presidente de la Asociación Cafetalera, Sergio Ticas, fue más drástico y aseveró que esa entrega apenas alcanza para renovar un 2 % del parque. "Si seguimos así, vamos mal; la caficultura tiene que verse como un tema de supervivencia nacional. Para poder renovar el 30 % del parque se tienen que entregar más de 30 millones de plantitas", apuntó.

Funcionarios del gobierno han dicho que se ha invertido 2.9 millones de dólares en la compra de plantas a los viveristas y en su posterior traslado en apoyo a más de 4 mil 200 caficultores beneficiados de las seis cordilleras cafetaleras del país.

Sin embargo, para los representantes del sector, esto no es suficiente.

"Venimos de un parque cafetalero de más de 229 mil manzanas a principio de siglo y hoy han desaparecido cerca de 50 mil manzanas", expresó el director de Abecafé.

Según datos de la gremial, en 2005 el parque cafetalero tenía un estimado de 229,921 manzanas. De estas cifras, un estimado de 35 mil manzanas eran de café de estricta altura, 73 mil de media altura y 121 mil de bajío.

"En la zona de Jucuapa y Chinameca desapareció el café y ha disminuido en Conchagua en La Unión", dijo Samayoa.

Según lo han destacado los representantes del sector, es importante apostar por la renovación del parque. Esto debido a que las plantaciones antiguas están más expuestas a las enfermedades que agobian a las plantaciones.

Roya sigue latente

Aunque el gobierno ha anunciado que en el marco del Pacto Nacional por la Caficultura se trabajará de la mano con el sector privado para poder revertir los daños provocados por la roya, para los productores del grano este problema continua latente.

Este año, el Ministerio de Hacienda le traslado al Ministerio de Agricultura y Ganadería los fondos de la Contribución especial del café para que la institución cuente con los recursos necesarios para reducir impactos de la roya en los cafetales, pero algunos consideran que con entregar fungicidas no basta.

"Son 1.8 millones de dólares que es dinero nuestro, eso se los han trasladado para comprar fungicidas; pero esas son ayudas que no van a resolver la crisis. Para hacerlo debe haber un buen refinanciamiento, una investigación acorde a las necesidades del sector; no estoy diciendo que el Centa - Café sea malo, pero nosotros hemos propuesto la fusión de otras instituciones para poder sacar adelante la caficultura", agregó Ticas.

La roya ha afectado al 80 % del parque cafetalero nacional. Aunque por el momento el problema se mantiene controlado, con la llegada de las lluvias las plantas pueden verse nuevamente afectadas.

Su impacto en las plantaciones se observa desde el bajo rendimiento que produce el grano, hasta árboles que se quedan sin dar fruto.

El hongo de la roya ha tenido un efecto devastador en muchas zonas del país. Aunque el problema no es solo en El Salvador, sino también en el resto de países de la región centroamericana, donde siendo conservadores se ha calculado que la cantidad de empleos perdidos sobrepasa los 300 mil, la diferencia ha radicado en cómo se ha trabajado para poder reducir los impactos de la roya.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación