Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan de vivienda demanda más financiamiento

El 54 % de las familias no puede costear una vivienda digna, según informe de Desarrollo Humano

A pesar de que muchos tienen una vivienda, pocos las tienen de calidad. Foto EDH/archivo

A pesar de que muchos tienen una vivienda, pocos las tienen de calidad. Foto EDH/archivo

A pesar de que muchos tienen una vivienda, pocos las tienen de calidad. Foto EDH/archivo

El financiamiento sigue siendo el principal obstáculo para que las familias salvadoreñas adquieran una vivienda digna, según coincidieron ayer representantes del sector construcción e instituciones que velan por un mejor hábitat.

A pesar de que el Gobierno impulsó desde 2009 un programa de viviendas "casa para todos", las familias siguen sin poder comprar una casa digna pues sus ingresos no son suficientes.

La Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco) estima que en el país hay un déficit cuantitativo de unas 40 mil viviendas, pero hay, además, medio millón de familias que a pesar de tenerla, no cuentan con servicios básicos o su infraestructura es deficiente.

El coordinador nacional de ONU hábitat, Eduardo Rodríguez, aseguró que según datos del Informe de Desarrollo Humano 2013 elaborado por el PNUD, el 54 % de las familias no pueden costear una vivienda o no cumplen con los requisitos para adquirirla.

El problema fue incluido ayer en una propuesta de política nacional de vivienda que el grupo gestor (formado por nueve instituciones) está afinando y que esperan entregar al nuevo presidente, que sea electo el próximo 9 de marzo.

Y para correr en el camino, ayer entregaron un adelanto de esta política a los representantes de los dos principales partidos políticos, ARENA y FMLN, quienes a su vez, esbozaron algunas propuestas para mejorar este punto.

Rafael Lemus, representante por ARENA, aseguró que su partido ha incluido dentro de su Plan País una propuesta para aplicar una ley de intereses preferenciales con la que las familias que no superan los tres salarios mínimos puedan recibir un "subsidio" a la tasa de interés bancaria.

Por su parte, el representante del FMLN, Marcos Rodríguez, se decantó por hablar de un "acuerdo" en el que el Gobierno de turno y la oposición busquen las mejores alternativas para mejorar las condiciones de vida de la población.

Sobre los subsidios agregó que "no podemos seguir esperando que el Gobierno haga todo" y que en cuanto a las tasas de interés, el Gobierno tiene poca injerencia.

Esta propuesta es la misma que ha hecho Casalco en años anteriores y que, a juicio de Ismael Nolasco, director de la gremial, incrementaría la inversión en viviendas y reduciría el número de personas que no tienen una casa digna.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación