Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan de presupuesto 2015 agrega 1,562 plazas burócratas

El plan de gasto público sumaría $46.9 millones más en pago de salarios si se llegase a aprobar tal como se ha planteado

Aunque este año Hacienda ha tenido que hacer malabares para pagar salarios y a proveedores, presentó un presupuesto bastante similar pero con más de mil nuevas plazas que incrementarán la burocracia y el gasto. foto edh /

Aunque este año Hacienda ha tenido que hacer malabares para pagar salarios y a proveedores, presentó un presupuesto bastante similar pero con más de mil nuevas plazas que...

Aunque este año Hacienda ha tenido que hacer malabares para pagar salarios y a proveedores, presentó un presupuesto bastante similar pero con más de mil nuevas plazas que incrementarán la burocracia y el gasto. foto edh /

El proyecto de presupuesto que presentó el Ministerio de Hacienda esta semana a la Asamblea Legislativa agrega 1,562 nuevas plazas al total de empleados públicos que se aprobaron en 2014, según los datos oficiales de esa institución.

De llegar a aprobarse este número de nuevas plazas, el Gobierno sumaría un gasto de $46.9 millones a las arcas del Estado.

El presupuesto vigente financia un total de 123,996 plazas públicas, pero el nuevo plan de gastos para 2015 proyecta un total de 125,558 plazas, a pesar que el Gobierno ha promocionado un "plan de austeridad".

Al hacer una comparación por rubro se muestra que el mayor número de plazas nuevas se concentra en el ramo de Seguridad y en el ramo de Salud, que también tienen un alza en su presupuesto individual por considerarlos "prioritarios" para el desarrollo social del país. Aunque en los últimos años ninguno ha solventado sus compromisos sin tener que recurrir a préstamos o extrafinanciamiento.

Solo en seguridad se suman 631 plazas, que sumarán un gasto anual de $207 millones.

En salud se agregan 460 burócratas más que representarán un pago de $143.2 millones. En Presidencia, se suman 114 empleados más y en el Ministerio de Relaciones Exteriores así como en Gobernación también se crean más de 40 plazas cada una.

Las 125 mil plazas presupuestadas para 2015 representarían un gasto de $1,184.4 millones, que serán financiados con los impuestos del resto de salvadoreños.

De ese total de plazas, también se detalla que más de 2,000 de esas plazas tendrán salarios de entre $1,000 y $1,100 y otras 492 plazas ganarán de $2,301 en adelante.

Los números pasarían desapercibidos de no ser por los conocidos problemas fiscales que enfrenta el Gobierno y que en el último quinquenio han tenido relación con el incremento de empleados y salarios en el sector público.

De acuerdo con las cifras de Hacienda, en los últimos cinco años el Gobierno pagó $6,086 millones más en remuneraciones a más de 26,000 nuevos empleados que ingresaron a las diferentes instituciones del Estado.

El aumento de la burocracia ha sido criticado fuertemente por la oposición por darse en un contexto de crisis fiscal en el que la deuda pública ha crecido significativamente.

Los mismos problemas

Además del aumento en número de plazas, el presupuesto para 2015 mantiene graves problemas fiscales similares a los planes aprobados en años anteriores.

El economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Romel Rodríguez, dijo que a pesar de que Hacienda reconoce, esta vez, que debe hacer una restricción presupuestaria y que está trabajando por evaluar mejor el resultado de su gasto, todavía mantiene proyecciones de crecimiento económico e ingresos muy optimistas que no están de acuerdo a la realidad.

Por ejemplo, dijo que el Gobierno estima en 2015 un crecimiento económico de entre 2.2 y el 2.6 % del Producto Interno Bruto, un dato difícil de lograr tomando en cuenta que en años anteriores no se ha logrado sobrepasar el 2 %.

Esta misma proyección hace que el Gobierno sobreestime la cantidad de dinero que podría recaudar.

Le ha ocurrido este año. Hacienda proyectó que en 2014 aumentaría sus ingresos tributarios, pero en la realidad ha pasado todo lo contrario.

A julio de este año el fisco registra una reducción de 7.3 % en ingresos tributarios respecto a la proyección que hizo en el presupuesto 2014.

Por eso el economista Luis Membreño asegura que a simple vista el presupuesto 2015 sigue desfinanciado y que si la Asamblea Legislativa no es realista y modifica estos números, volverá a ocurrir que a mitad de 2015 estará solicitando más préstamos para responder a las necesidades del Gobierno. "Todos los años se ha quedado por debajo de la meta. Entonces hay que hacer ajustes a esa proyección", señaló.

Gastos incompletos

Y por el contrario, en el rubro de los gastos, se han subestimado desembolsos que deberían estar incluidos con cifras netas, como el caso de las devoluciones de IVA y renta a empresas, personas naturales y exportadores.

El proyecto de 2015 refleja, por ejemplo un presupuesto de $4.3 millones para la devolución de estos pagos así como $100 a la devolución de los incentivos a los exportadores, reintegros de derechos arancelarios a la importación y otros $100 por la liquidación de la devolución del Impuesto Sobre la Renta, cantidades que están muy por debajo de lo que realmente utiliza Hacienda.

Rodríguez dijo que lo ideal sería que el Gobierno presupuestara sus ingresos de forma neta, es decir, descontando las devoluciones que le corresponde hacer en el año, pues de lo contrario, tendrá que recurrir a deuda para tratar de llenar el hueco que no ha financiado desde un inicio.

Rodríguez dijo que uno de los grandes retos con este plan de gastos es minimizar los conflictos redistributivos que se dan en rubros como el de salud, donde se aprueban grandes cantidades de dinero para salarios y escalafones, pero el dinero para los medicamentos resulta insuficiente al final de año.

Esto podría reducirse solo logrando un mayor crecimiento económico, que logre incrementar ingresos al gobierno y así cumplir con los derechos de los trabajadores, pero sin sacrificar otras áreas de suma importancia como los insumos médicos.

Entre los gastos se presupuesta una amortización de la deuda externa de solo $241 millones y un costo previsional (pensiones) de $128.7 millones, cuando se estima que solo la deuda de pensiones será de $1,000 millones anuales.

De acuerdo con las cifras el Gobierno solo ha proyectado adquirir préstamos de $205 millones, un dato que resulta significativamente poco para las cifras de deuda que ha requerido el Gobierno en años anteriores.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) pidió a la Asamblea Legislativa días atrás que analice con detenimiento las cifras presentadas por Hacienda para que este plan de gastos refleje la realidad económica del país y no necesite tantos cambios a medida pasan los años.

Membreño agregó que está en manos de los legisladores hacer un buen cálculo del uso de este dinero. Romel se mostró preocupado porque la aprobación de este dinero se haga con una visión política, de cara a las elecciones 2015.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación