Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan Cáceres confiscaría a los trabajadores $813 al año

Comtradefop dice plan de pensiones mixto de Cáceres expropiará la cotización personal de los trabajadores.

Pensiones

El Estado pagará solo este año un promedio de $500 millones en pago de pensión para los jubilados.  | Foto por Archivo

Si el plan de pensiones mixto propuesto por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, se aprobara, así como lo ha presentado a algunos diputados en la Asamblea Legislativa, a “cada trabajador cotizante al Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP)... se le confiscará, sin indemnización alguna, un monto de $67.76 mensuales, que representa un despojo máximo anual de $813.12”. 

Al menos esa es la estimación que la gremial sindical Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (Comtradefop) ha hecho sobre el plan Cáceres, que pretende regresar al sistema público a los trabajadores que tienen ingresos menores a dos salarios mínimos ($484), descontándoles el 14% de ese ingreso para su futura jubilación.

Según el diccionario, confiscar significa que un bien (dinero o inmueble) que antes era privado, pasa a ser parte del Estado y, de acuerdo con Comtradefop, es exactamente lo que el Gobierno está haciendo. 

Según la propuesta de Cáceres, contenida en un documento de 49 páginas, “todos los afiliados activos del Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP) participarán en el sistema mixto. Los obligados pasarán a formar parte del sistema mixto, dividiendo sus aportes de acuerdo a su rango salarial”. 

Lo mismo ocurrirá con los optados: “pasan a formar parte del sistema mixto al igual que los obligados dividirán sus aportes y el saldo CIP de forma proporcional al salario”, detalla el documento en su página 43. 

Con esta medida el Comité Sindical, señala hoy, mediante un campo pagado, que esta medida afectaría a más de 800,000 cotizantes activos del sistema de ahorro. 

“Con la propuesta del señor ministro de Hacienda, no se estaría creando un sistema mixto de pensiones, sino ‘un cambio en el flujo’ de las cotizaciones y ahorros previsionales que ya no servirán para formar un fondo de ahorro previsional de cada cotizante, sino para pagar los actuales y futuros compromisos del Sistema Público de Pensiones”, señala el comité, que ya se pronunció en contra de la medida que Cáceres ha dado. 

En su comunicado, el la organización sindical solicitó una vez más al presidente Salvador Sánchez Cerén, la destitución del Ministro de Hacienda “por todos los desaciertos desde que inició en el Gobierno de Mauricio Funes”, pues a su juicio éste “no ha tenido la voluntad ni la capacidad de aglutinar a todos los sectores sociales en la búsqueda de una solución consensuada al tema de pensiones”. Además, dijo, actúa en contra de recomendaciones de la Superintendencia del Sistema Financiero, tanques de pensamiento y expertos. 

En su defensa, el ministro Cáceres, dijo ayer que lo que se busca con su propuesta es que el Gobierno tenga ingresos para pagar las pensiones mínimas de los cotizantes a los que se les acabará el dinero de sus ahorros. “El Gobierno debe pagar esas pensiones mínimas y no tiene ningún ingreso por eso”, afirmó el funcionario. 

El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, dijo que el Gobierno quiere tomar el ahorro de los trabajadores “para tapar su desorden e incapacidad fiscal”; mientras que el diputado del PCN, Mario Ponce, lo llamó: “meter la mano en la bolsa de los trabajadores y llevar ese dinero a un hoyo negro” para sus gastos (del gobierno). 

Reforma integral
María Elena Rivera, coordinadora del Programa de Estudios sobre Políticas Públicas de Fundaungo, dijo que “desde Fundaungo consideramos que la reforma del sistema de pensiones debe ser integral y provenir de un diálogo social, en el que participen los diversos sectores que guardan relación con el mismo. Un diálogo técnicamente fundamentado, en el que se analice las propuestas, se estime sus costos e impactos en el corto y largo plazo”.

Agregó que “el sistema de pensiones salvadoreño enfrenta una crisis multidimensional, que además se vincula con aspectos externos al sistema como las características del mercado laboral salvadoreño, la situación fiscal e institucional. En este sentido la implementación de un sistema mixto por sí solo, no garantiza la atención de los retos que el sistema enfrenta”, explicó. 

“En cuanto a la cobertura, si se implementan regímenes contributivos dependerá de los parámetros y la modalidad que se establezca para asegurar la inclusión en el sistema de la población que se emplea en el sector informal, personas con trayectorias de inestabilidad laboral, trabajadores por cuenta propia”, concluyó. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación