Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden sanear las finanzas públicas antes de reformar las pensiones

Analista sugiere optimizar los recursos para hacer frente a las pensiones del sistema antiguo

Las organizaciones que se reunieron en el foro de IBP pidieron que las pensiones de los futuros cotizantes también sean aseguradas. Fotos EDH/archivo

Las organizaciones que se reunieron en el foro de IBP pidieron que las pensiones de los futuros cotizantes también sean aseguradas. Fotos EDH/archivo

Las organizaciones que se reunieron en el foro de IBP pidieron que las pensiones de los futuros cotizantes también sean aseguradas. Fotos EDH/archivo

"El gobierno debe esforzarse en sanear las finanzas públicas, controlando el déficit fiscal y aumentando ingresos, para así poder hacer frente a los compromisos adquiridos por el antiguo sistema de pensiones", esta es una de las reflexiones que realizó ayer el investigador macroeconómico de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Carlos Pérez Trejo, durante su participación en un foro sobre la reforma de pensiones.

En el evento, que involucró a varias organizaciones especialistas en temas previsionales, Funde detalló que el gobierno debe sanear las finanzas públicas antes de iniciar las gestiones por una reforma de pensiones. "Muchas personas han querido mostrar a las pensiones como el gran problema de las finanzas públicas que tienen el país, pero no es así", expresó Pérez Trejo.

Con estas declaraciones el economista salió al paso de comentarios que este año han realizado varios funcionarios de gobierno, señalando que no se cuenta con dinero para pagar las pensiones de los jubilados en el antiguo Sistema Público de Pensiones (SPP) y que la mitad del déficit del Estado se debe a esta deuda.

"El tema de las pensiones, dentro de las finanzas públicas es solo un tema más. Las finanzas públicas tienen muchos problemas inmersos", añadió el investigador.

Durante su intervención en el foro organizado por la Asociación Presupuesto Internacional (IBP, por sus siglas en inglés), Carlos Pérez dijo que el Gobierno debe aumentar los ingresos, optimizar el uso de sus recursos y reducir el déficit fiscal.

Al sanear las finanzas públicas, razonó, el Estado contará con recursos para hacer frente a sus compromisos con los trabajadores. Se calcula que los compromisos de pensiones en el sistema antiguo o de reparto alcanzan una suma de $20 mil millones.

En la perspectiva fiscal del gobierno, esta es una deuda que tendrá que seguir pagando por al menos 50 años.

La llamada deuda de pensiones se trata en realidad de los beneficios que se deben pagar a los trabajadores y jubilados del Instituto Nacional de Pensiones de los Empleados Públicos (INPEP) y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) cuando aún estaba vigente el SPP.

Pérez Trejo dijo que el gobierno puede, en un corto plazo, normalizar las cuentas de las finanzas públicas pero que ello requiere de una voluntad política. Indicó, por ejemplo, que en los últimos años el déficit fiscal se ha reducido.

"No es que el estado haya hecho contención de gastos, sino que no ha gastado porque no ha tenido dinero, pero si se puede lograr (el control del déficit)", expresó.

Sanar las finanzas además permitiría hacer frente a otros compromisos como gasto a proveedores, inversión en seguridad, educación y salud, añadió.

Reacciones al diálogo del gobierno

Ayer martes, además de realizarse el foro organizado por el IBP, el gabinete económico del Gobierno se reunió a puerta cerrada para revisar el diagnóstico de pensiones que ha elaborado.

Las autoridades han señalado que una vez tengan una propuesta unificada, iniciarán un diálogo con la sociedad civil para incluir sus observaciones en la reforma al sistema de pensiones.

Ayer el IBP realizó un foro de pensiones que reunió a estudiantes, trabajadores, tanques de pensamiento y economistas, pero no asistieron funcionarios de Gobierno.

Carlos Pérez Trejo comentó que la tardanza en dar a conocer el diagnóstico del Órgano Ejecutivo y sus propuestas es un reflejo de la poca transparencia y la descoordinación de los funcionarios al tratar el tema.

Otros asistentes lamentaron que el diagnóstico de pensiones no sea público y que la sociedad civil solo conozca rumores al respecto (ver nota secundaria).

Ha trascendido que entre los posibles escenarios de reforma se incluyen el retorno a un sistema de reparto o la creación de un sistema mixto.

El economista de protección social del Banco Mundial, Ignacio Apella, se refirió a estas iniciativas tras su participación en el foro.

"Lo que se plantea es hacer implícita una deuda que ahora es explícita", comentó. Añadió que estas propuestas no cambian el sistema.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación