Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pettenati ha invertido $75 Mlls. en 5 años en el país

La brasileña inició operaciones en 2008 en el país. Asegura seguirá invirtiendo

Pettenati, que genera 540 empleos, destacó la laboriosidad de los salvadoreños, quienes no solo trabajan, sino que también quieren crecer junto a la empresa. foto edh / archivo

Pettenati, que genera 540 empleos, destacó la laboriosidad de los salvadoreños, quienes no solo trabajan, sino que también quieren crecer junto a la empresa. foto edh / archivo

Pettenati, que genera 540 empleos, destacó la laboriosidad de los salvadoreños, quienes no solo trabajan, sino que también quieren crecer junto a la empresa. foto edh / archivo

La excelente ubicación geográfica del país, la calidad de la mano de obra y las ventajas que ofrece el Tratado de Libre Comercio (TLC) que El Salvador tiene con Estados Unidos fueron razones suficientes para que la textilera Pettenati decidiera instalar su bandera en suelo salvadoreño.

Pettenati Centroamérica es una fábrica de telas de punto circular, especialmente para el mercado deportivo. Sus principales clientes son: UnderArmour, Columbia, Academics y otros.

Han pasado cinco años, desde la llegada la firma brasileña a este país, y Ricardo Pettenati, CEO de la compañía, estima que desde entonces a la fecha la compañía ha invertido unos 75 millones de dólares en este país.

La inversión incluye la adquisición de tecnología de punta, y la instalación de un sistema de depuración de agua y de gestión ambiental que pone a la compañía a la vanguardia de los estándares internacionales.

Las ventajas arancelarias que ofrece el TLC, según Pettenati, no sólo ha traído beneficios para la textilera, sino también para sus clientes, cuyas ventas reportan crecimientos a tasas entre el 15 % a 40 %.

Según Pettenati, el acuerdo comercial también favoreció la creación de un clúster de sintéticos, un grupo de empresas especializadas en la cadena, que hacen desde el hilo hasta la confección final.

Las exportaciones del clúster crecieron el año pasado en 17%, mientras que las exportaciones textileras totales en 3%. "Eso es más de lo que creció la misma economía salvadoreña, lo cual demuestra la fortaleza del sector textilero, que es el número uno de todos los sectores", expresó.

El inversionista se refirió además a uno de los problemas que han tenido que enfrentar en este país, como el alto costo de la energía.

"Cuando llegamos pagábamos nueve centavos por kilovatio hora, hoy estamos pagando veinte, eso nos preocupa no solo por los costos, sino porque dificulta la atracción de nuevas inversiones", comentó.

A pesar de los problemas, Pettenati aseguró que continuarán invirtiendo en El Salvador, pero que esperan que se les ofrezca mejores condiciones para crecer en forma más rápida.

"Desde un principio fuimos bien recibidos por todos en este país, por las gremiales locales que lucha por el bien del sector, e incluso por la competencia. Eso aún nos motiva porque nos sentimos no solo como una industria que fabrica y vende, sino como parte de algo más grande, la generación de empleo, y del crecimientos del país", finalizó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación