Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Petroleros temen precio de crudo llegue a $15 el barril

Prevén que exceso de inventarios produzca crisis similar a la de 1998.

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo.

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo. | Foto por Archivo

Por el momento no se prevé que la mayor parte de los países reduzcan la producción de petróleo.

El exceso en la producción de crudo a nivel mundial aunado a la preocupación que suscita la ralentización económica en China, amenazan con llevar el precio del crudo mucho más abajo del 60 % de la reducción que ya experimentó en el último año.

Periódicos internacionales destacaron ayer la preocupación que atraviesan las empresas petroleras ante la expectativa de que el precio del petróleo podría caer drásticamente mientras el crudo refinado siga llenando los tanques de almacenamiento.

Según ha publicado la Agencia de la Energía (EIA por sus siglas en inglés) de EE.UU., los inventarios de petróleo aumentaron en la última semana de septiembre en 3.1 millones de barriles hasta los 461 millones de barriles de crudo, una cifra que sigue muy por encima de la media histórica, explican desde la EIA.

Por su parte, la OPEP confirmó que batió un nuevo récord en su producción de crudo al aumentarla en septiembre hasta los 31.57 millones de barriles diarios (mbd), lo cual supera no sólo el tope máximo vigente para la producción conjunta, una cuota de 30 mbd, sino también el volumen de barriles que según la OPEP el mundo requerirá este año de sus países miembros.

Ante este panorama Goldman Sachs advirtió que la capacidad de almacenamiento de crudo en EE.UU. y Europa está a punto de tocar récords históricos. Después de que las refinerías hayan trabajado a toda máquina los últimos meses, el petróleo refinado se acumula en los tanques.

Aunque parece poco probable que el exceso de crudo sobrepase la capacidad de los tanques, el almacenamiento de petróleo es demasiado alto. El punto de equilibrio (donde se juntan oferta y demanda) está muy lejos, lo que otorga al crudo muchas posibilidades de protagonizar fuertes caídas a corto plazo, según lo ha advertido la entidad financiera.

“Esta situación revive los fantasmas de 1998 y 2009, cuando la capacidad de almacenamiento de petróleo refinado alcanzó máximos y envió el precio del crudo a precios muy bajos”, sentencia el documento de la entidad estadounidense. 

En la crisis que vivió el oro negro en 2009, el precio del West Texas cayó por debajo de los 45 dólares. Por el contrario, en la de 1998 el barril se acercó mucho a los 15 dólares.

En estas circunstancias los expertos de Goldman Sachs no creen que el mercado logre alcanzar el equilibrio en 2016, como sí se había pronosticado en análisis anteriores a este último. 

La dudas sobre la demanda son mayores a medida que China va publicando indicadores económicos que muestran cierta debilidad.
Algunos expertos creen que China podría verse obligada a devaluar el yuan como ya hiciera a mediados de agosto. Esta situación siembra muchas dudas sobre el consumo de crudo futuro, ya que China es el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo y un yuan más barato es sinónimo de petróleo (denominado en dólares) más caro para los ciudadanos de China.

El gran problema se simplifica entonces a que el mundo todavía tiene más petróleo del que necesita, especialmente considerando la difícil desaceleración económica que atraviesa China. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación