Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Petróleo en caída libre empuja bolsas del mundo

Bajas en precio del crudo hizo caer las bolsas de valores ayer al mediodía.

petróleo

El exceso de producción seguirá bajando los precios este año, sobre todo porque Irán vuelve a vender sin restricciones. | Foto por elsalv

El precio del petróleo volvió a caer ayer en lo que ya se convierte en una caída libre provocada por el reingreso de Irán a los mercados internacionales, tras el fin de unas sanciones comerciales.

El precio estadounidense West Texas Intermediate (WTI) se desplomó hasta los 26.55 dólares, su mínimo en casi trece años, mientras que el Brent europeo rebasó a la baja los 28 dólares al cerrar en 27.88 dólares; mientras que el barril de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cotizaba en 23.85 dólares.

En ese escenario, el petróleo de Venezuela fue de las cotizaciones más bajas, cercano a 21.83 dólares.

Los indicadores golpearon con fuerza a las empresas del sector en los mercados bursátiles. El mayor nerviosismo fue producido por la perspectiva de que esta caída aún no ha terminado.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) publicó recientemente que la diferencia entre oferta y demanda sería de 1.5 millones de barriles diarios (mdb) durante el primer semestre del año.

Este excesivo inventario, más la posibilidad de que Irán aumente su producción de 2.6 a 3.6 mdb llevan a la agencia a creer que el precio seguirá bajando.

De hecho la AIE, en su último informe mensual, estimó que el precio del barril podría alcanzar los $10 en algún momento del año.

La AIE también revisó a la baja sus previsiones para 2016 ante la constatación de que el inicio de la temporada de invierno en diciembre ha sido particularmente suave en Europa, Japón y EE.UU. y, sobre todo, ante una evolución económica peor de lo esperado en mercados emergentes clave como China, Brasil y Rusia. 

El alza del consumo mundial de crudo, que había sido de 2.2 millones de barriles diarios en términos interanuales en el tercer trimestre de 2015, pasó a ser de sólo un millón en los tres últimos. 

La agencia anticipa que ese ascenso en el conjunto de 2016 se quedará en 1.2 millones de barriles suplementarios, 100,000 barriles menos de lo que había aventurado el mes pasado.

La agencia EFE además citó que, pese a una menor demanda, la producción seguirá creciendo.

“Va a llegar aún más petróleo en un momento en el que no se necesita. Eso significa que el desequilibro entre la oferta y la demanda aumentará, por lo que es más difícil que los precios recuperen la normalidad”, dijo a Efe Dominic Haywood, analista de la firma británica Energy Aspects. 

Con todo, algunos analistas creen que la pérdida de rentabilidad de las explotaciones puede llevar a una bajada significativa de la producción que empujaría al alza los precios en la segunda mitad de 2016. 

Por el momento, la opción más plausible para una recuperación pasa por que la OPEP acepte reducir su techo de bombeo, que se mantiene por encima de las necesidades del mercado.

Haywood cree que la OPEP no buscará reducir su producción, pues el reingreso de Irán ya era una certeza la última vez que el organismo se reunió y decidió no cambiar su cuota.

“Claramente, los países que tienen un mayor peso en la toma de decisiones en este momento son los grandes productores, como Arabia Saudí, que hasta ahora han dado prioridad a la defensa de su cuota de mercado”, expresó el analista.

Con ello se refirió a una estrategia liderada por Arabia Saudí y sus socios del Golfo Pérsico quienes quieren forzar una mayor caída de los precios. El objetivo es que esto perjudique a productores externos a la OPEP como Estados Unidos y Rusia.

La estrategia también daña a otros países que, en teoría, son socios de Arabia Saudí como Venezuela.

El país sudamericano, al igual que todos los productores, ha visto seriamente reducidos sus ingresos. 

La diferencia es que Venezuela no cuenta con suficientes reservas monetarias para soportar la crisis y cerca del 90 % de su presupuesto depende de la factura petrolera.

Por ello el país ha solicitado una reunión extraordinaria de la OPEP en un nuevo intento de buscar detener la caída del precio.

Golpe en las bolsas

Las bolsas de valores reaccionaron ayer con nerviosismo frente a la nueva caída en los precios del petróleo.

Las compañías de petróleo y gas eran las más golpeadas en la jornada.

Chevron bajó 7%, la mayor pérdida en el promedio industrial Dow Jones.

El precio del petróleo estadounidense bajó 7%, ubicándose a su nivel más bajo desde mayo del 2003.

El Dow bajó 520 unidades (3.2 para ubicarse en 15,549, mientras el Standard & Poor’s perdía 63 (3.4%) a 1,817 y el tecnológico Nasdaq perdía 150 unidades (3.4%) a 4,325. 

Sin embargo algunas bolsas lograron recuperarse hacia el cierre de la jornada, haciendo sus bajas menos pronunciadas.

Analistas dijeron a la agencia EFE que piensan que lo que ocurrió es una “buena señal” porque puede indicar que el mercado ha tocado fondo, después de las pérdidas que ha venido registrando desde agosto pasado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación