Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Perspectiva climática genera incertidumbre para siembra postrera

Ministerio de Medio Ambiente prevé una cuarta sequía para el territorio en la segunda quincena de agosto. Ni el mismo Ministro de Agricultura se atrevió a dar una fecha para que los agricultores puedan sembrar.

ctv-mai-sequia-3

Además de granos básicos, la sequía afectó a la ganadería, el café y otras actividades agrícolas. | Foto por elsalv

La distorsión que ha causado el fenómeno de El Niño y las condiciones climáticas en el país es tal que ni el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ni el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) saben con exactitud cuándo habrá suficientes lluvias para hacer la cosecha postrera.

Mientras tanto, los agricultores se encuentran en la incertidumbre ante la posibilidad de sembrar de nuevo y volver a perder todos sus cultivos.

Ayer martes el titular del MAG, Orestes Ortez, dijo que según las proyecciones de lluvia, los productores de la zona central y occidental podrían sembrar a mediados de agosto. Sin embargo, en horas de la tarde la cartera de medio ambiente publicó un informe según el cual existe la posibilidad de un cuarto período de sequía.

Según el ministro Ortez, entre agosto y octubre se esperan 700 milímetros de lluvia en el corredor seco del país. Aún si esta previsión no se cumple por completo, dijo el funcionario, se espera que haya humedad suficiente en los suelos para que inicie una nueva temporada de siembra.

Durante una rendición de cuentas del Centro Nacional de Tecnología Agraria y Forestal (CENTA), Ortez llamó a los productores a mantenerse pendientes para iniciar la cosecha postrera. “Lo ideal es que en esta zona central, occidental y parte de paracentral empecemos a sembrar ya a mediados del mes de agosto que esperamos tengamos humedad importante. No sin considerar que estamos ante el fenómeno de El Niño”, expresó.

Respecto al oriente del país, la zona más afectada por a sequía, el ministro prefirió no hablar de fechas para sembrar. Por el contrario, instó a los agricultores a seguir en comunicación con los técnicos del CENTA para conocer las condiciones de humedad en los suelos y decidir el momento adecuado.

Durante el evento público, el ministro de agricultura dijo que la tercera sequía consecutiva de este año ya se esta interrumpiendo, esto en referencia a las lluvias de esta semana. Además, dijo con optimismo que “estamos muy cerca” de alcanzar los niveles de humedad necesarios para las semillas logren sobrevivir en la cosecha postrera.

Pero ese optimismo fue puesto en duda por el comunicado que el MARN publicó en horas de la tarde. Aunque el documento señala que oficialmente terminó el tercer período de sequía, la perspectiva es que aún podemos sufrir otra etapa seca.

El cuarto período seco sería “débil a moderado”, es decir, puede durar entre 5 y 15 días. La sequía se podría originar durante la segunda quincena de agosto (en la cual Ortez espera que haya suficiente humedad para sembrar) y golpearía con fuerza en la primera quincena de septiembre.

En general, el Ministerio de Medio Ambiente cree que “continúan las pocas probabilidades de temporales de lluvia”, según expresa el comunicado. Las pocas esperanzas de temporales significa que las lluvias que ocurran serían aisladas, afectando la humedad que los suelos necesitan para producir la nueva cosecha.

El Niño y la emergencia
El fenómeno de El Niño es un factor que el MAG sigue de cerca para incentivar a los agricultores a sembrar. De acuerdo con el titular de dicha cartera de estado, las aguas del Pacífico ya han incrementado su temperatura en 1.7 grados centígrados a causa de este evento atmosférico.

Aunque Medio Ambiente no se refirió a El Niño, varios organismos internacionales ya han expresado que fenómeno podría mantenerse hasta marzo del próximo año.

El problema es que este fenómeno además de calentar las aguas del Océano Pacífico causa una considerable reducción en las lluvias para toda la región latinoamericana. Sobre la incertidumbre actual de las lluvias en El Salvador, se extiende la amenaza de más altas temperaturas en lo que queda del año.

Pese a esto, Ortez dijo antes de conocer el informe del MAG que, aunque no descartan nada, no existían las condiciones necesarias para pensar en una declaración de emergencia por sequía

Esta opinión fue Daniel Moreira, representante de la Federación Salvadoreña de Cooperativas de la Reforma Agraria (Fesacora), pero quien hizo una aclaración: la emergencia debió ser declarada hace un mes.

Declarar emergencia durante los momentos más duros de la sequía (y no ahora que llueve de nuevo), habría permitido apoyar a los productores con recursos y que se negociaran nuevas condiciones de pago para los préstamos del sector.

¿Deben sembrar o no? Los productores solo esperan más lluvias que les permitan recuperar un poco de sus cosechas anuales. En algunos sectores de oriente la primera cosecha se perdió por completo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación