Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Persisten problemas en las aduanas

Retrasos en el paso de los furgones significan gastos extraordinarios diarios para los transportistas. Foto EDH / cortesía

Retrasos en el paso de los furgones significan gastos extraordinarios diarios para los transportistas. Foto EDH / cortesía

Retrasos en el paso de los furgones significan gastos extraordinarios diarios para los transportistas. Foto EDH / cortesía

Después de meses de haber iniciado la implementación del servicio de inspección no intrusiva con escáner de rayos x, los problemas persisten en las aduanas de El Amatillo y La Hachadura.

De acuerdo con Raúl Alfaro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas Internacionales de Carga (Astic), los retrasos en las fronteras continúan reportando entre 19 y 23 horas de espera para poder pasar. "Hoy sacaban un resultado de 19 horas en El Amatillo y 23 en La Hachadura", reafirma el agremiado.

Astic afirma que durante la semana pasada se experimentaron problemas en El Amatillo, informando que la máquina de rayos x dejó de funcionar, motivo por el que el administrador de aduana no estaba permitiendo el paso de los camiones.

La gremial considera que en ese caso, la medida de contingencia debería ser aplicar el sistema antiguo en donde al obtener la selectividad verde el transportista pasaba sin necesidad de inspección y, con selectividad roja, era transferido a San Bartolo en donde era examinado. Por otra parte, se ha criticado la presencia de agentes antinarcóticos en las fronteras debido a que al tener un sistema de rayos x no debería ser necesario que agentes policiales detengan a transportistas para hacerles preguntas innecesarias, deteniendo también el paso en las fronteras.

Nelson Vanegas, presidente de la Asociación Salvadoreña de Empresarios del Transporte de Carga (Asetca), expresó que son tres puntos fundamentales los que han detenido el paso en la frontera de La Hachadura.

El primero es el tema de la infraestructura, puesto que no supera la demanda que requiere de vehículos de ambos países; luego está la interpretación del marco legal comunitario puesto que Guatemala lo interpreta de una forma y El Salvador de otra. Finalmente, destaca el tema de los procedimientos que no están homologados en ambas fronteras.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación