Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Para competir, textileros producirán lo que Vietnam no fabrica

Camtex dice es importante emplear otras estrategias para ser más competitivos contra Vietnam.

Textiles Opico

Gran parte de los textiles producidos en El Salvador son exportados a Estados Unidos.  | Foto por Mauricio Cáceres

Ante la amenaza del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex)   dijo ayer que buscarán crear  estrategias para producir  bienes que no fabrican otros países, como Vietnam, con la idea de volverse más competitivos en el mercado estadounidense.

Patricia Figueroa, directora ejecutiva de Camtex, aseguró que la preocupación de la gremial está en que Vietnam es un productor masivo de este rubro y ha ido creciendo de manera exponencial en los últimos años, fabricando muchos de los productos que se crean en El Salvador, lo que significa que una vez en vigencia el TPP este sería un competidor directo del país.

Si se analizan los datos de los últimos diez años, podemos ver que la región centroamericana y República Dominicana crecieron 3% en sus exportaciones hacia Estados Unidos; en ese tiempo, Vietnam pasó de tener un 3% de su participación de mercado a un 12% de participación textil.

Lo que significa que actualmente, sin tratado comercial, Vietnam exporta más que Centroamérica a Estados Unidos. Es ante esto que el sector considera que debe reforzarse y volverse más competitivos. Figueroa indicó que este crecimiento del país asiático “nos va a forzar como país para trabajar en una estrategia de competitividad”.

La idea de Camtex es aplicar estrategias que ayuden al sector a poder competir de mejor forma ante los países miembros del TPP; según datos preliminares, hay un 10% de la producción del rubro de textil y confección que está en riesgo de perderse, debido a que Vietnam también fabrica esos productos, y que gozarán de cero aranceles.

En ese sentido, una de las   estrategias será capacitar a los empresarios textileros para  que estos puedan fabricar algunos productos que Vietnam no produce, y que estén en su capacidad.

De igual forma, es necesario continuar en un proceso de constante innovación; uno de los principales objetivos de esta estrategia es que los empresarios sigan innovando y creando productos diferentes y telas; así como implementar algunos conceptos como el de horarios flexibles.

La directora de Camtex explicó que este es un trabajo en conjunto con el gobierno, puesto a que no sólo son estrategias empresariales las que se deben aplicar sino que también se deben mejorar las condiciones y el clima de negocio de la nación para poder competir justamente.

Los obstáculos

Figueroa hizo hicapié en que El Salvador posee una gran ventaja competitiva contra Vietnam, y es que, geográficamente, estamos más cerca. El problema con esto son todos los obstáculos que detienen al sector de privado de competir mejor en el mercado internacional.

Indicó que la cercanía con Estados Unidos es una gran ventaja pero “competimos (contra países del TPP) sólo si esta ventaja es competitiva”, para lograr esto se deben resolver muchos problemas que el país enfrenta como es el pago de los $18 por uso de rayos x, mayor eficiencia en aduanas para evitar las largas filas y tiempo perdido en las fronteras.

Asimismo, especificó que el incremento de la tarifa del servicio de agua potable es un obstáculo para el sector, ya que su producción depende del uso del agua, pero al subir la tarifa también han aumentado sus costos de producción.

La nación padece de diversos factores que la afectan en su competencia en el mercado internacional, y para que el país logre este objetivo debe tener reglas claras. Figueroa achacó que hay factores que dificultan este crecimiento del sector como es la falta de promoción de inversión extranjera, mencionando que en los últimos años se han visto dos grandes inversiones en el país (que fue la entrada de dos compañías textileras internacionales a nuestra nación), pero desde entonces no se ha percibido otra inversión masiva.  “Lo que tenemos que hacer es darnos cuenta en dónde tenemos que darle vuelta a las cosas, de lo contrario se verán golpes al país”, agregó. La representante de Camtex expresó que es fundamental poder trabajar todos estos temas junto al Estado para lograr resolverlos y ser mejores competidores en el mercado.

Un sector en crecimiento

Camtex logró un crecimiento significativo de sus exportaciones para 2015; la ejecutiva textilera explicó que las cifras hasta noviembre 2015 demuestran que las exportaciones acumuladas llegaron a los 2,374 millones de dólares, 7% más con respecto a ese mismo período en 2014, lo que significa 147 millones de dólares adicionales. La mayor parte de las exportaciones del sector van a EE.UU., según datos de la gremial, hasta noviembre del año pasado el sector había exportado 1,836 millones de dólares, un crecimiento de 143 millones en comparación con el mismo período del 2014. Los 10 productos más exportados a EE.UU. son camisetas de algodón con 516 millones de dólares; calcetines de algodón con 163 millones y calzoncillos de algodón 159 millones de dólares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación