Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Panamá capacitará a 300 mil futuros empleados

b Ministro de Trabajo pide a universidades "no mercadear carreras que la demanda laborar no necesita". Hay unos 800,000 jóvenes panameños

El sector de servicios en Panamá ofrece por ahora oportunidades a miles de inmigrantes, por ello pretenden capacitar a más panameños, para abrirles espacio en campo laboral. Foto EDH / archivo

El sector de servicios en Panamá ofrece por ahora oportunidades a miles de inmigrantes, por ello pretenden capacitar a más panameños, para abrirles espacio en campo laboral. Foto...

El sector de servicios en Panamá ofrece por ahora oportunidades a miles de inmigrantes, por ello pretenden capacitar a más panameños, para abrirles espacio en campo laboral. Foto EDH / archivo

PANAMÁ. Panamá establecerá una política de Estado para la formación de ciudadanos en las profesiones y destrezas requeridas por el mercado laboral, ante una demanda prevista de más de 300,000 empleos, principalmente en cinco actividades, para la próxima década, y así atenuar la inmigración.

El ministro panameño de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, dijo en una entrevista exclusiva con Acan-Efe que el próximo 19 de noviembre presentará al presidente del país, Juan Carlos Varela, la propuesta que prepara una comisión tripartita formada para determinar la política pública de empleo.

El objetivo es "eliminar los bolsones de pobreza poniendo en el centro la formación del talento humano, para propiciar un desarrollo sostenible con mayor equidad".

Reconoció que el vigoroso crecimiento económico de la última década ha creado "presión" en la demanda laboral, que también crece entre 3 y 4 % anualmente, pero que exige conocimientos y pericias "que hoy ningún centro educativo o de formación puede ofrecer en Panamá", lo que explica la apertura a la migración laboral.

La perspectiva es que en los próximos 5 a 10 años se van a necesitar más de 300,000 nuevos trabajadores, de los cuales 232,000 se distribuirán en cinco actividades económicas: construcción, agrícola, industrial, transporte y hostelería; y que el 68 % requerirá competencias técnicas.

"No tenemos esa cantidad de personas formadas (...) lo que me ofrece el país actualmente no me da la oportunidad, ni en cinco años, de capacitar de acuerdo a la demanda tanto en los centros públicos como privados", reconoció.

Carles dijo que en su país el 61 % son trabajadores formales y el 39 % son informales, además que el "pleno empleo" se da en regiones del país y profesiones, no en todo el territorio nacional, lo que "no crea una buena sintonía" con el crecimiento económico.

"Hay que sintonizar la oferta de formación en base a la tendencia de la demanda laboral", dijo el funcionario.

"Es función de toda la sociedad, tenemos que sumarnos, hacerle entender a los jóvenes que son importantes para nosotros en el desarrollo integral del país", precisó.

Es por ello que la alta comisión en torno a la política pública de empleo de Panamá, integrada por el Estado, sindicatos, cúpula empresarial, universidades y centros de capacitación trabaja a todo vapor para diseñar el modelo de nueva formación y carreras para ofrecer a la juventud.

"Somos un país observado, cada vez vamos a sentir mayor presión de grupos migrantes que vengan a buscar una oportunidad de empleo, las fronteras solo existen en los mapas", reflexionó Carles, quien no obstante dijo que en las actuales circunstancias será necesario "flexibilizar" las normas laborales en profesiones y oficios que no puedan atender los panameños.

Carles aclaró que los empresarios saben cual es la realidad "por lo que queremos que todo trabajador extranjero venga con su permiso laboral y tenga un empleo formal y que en ocupaciones como atender restaurantes no me contraten un indocumentado, pues hay panameños capacitados". —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación