Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Países preparados para enfrentar reducción de agua

Estados Unidos, Costa Rica y otras naciones ya emprenden acciones para enfrentar los efectos del cambio climático

Crisis de agua

 Algunos países ya están emprendiendo acciones ante la amenaza de una crisis hídrica | Foto por Archivo

El cambio climático no solo afecta El Salvador, sino que es un fenómeno que está golpeando a varios países en el mundo, con la diferencia que hay otras naciones que ya han implementado políticas serias para proteger sus recursos.

Casos como la ciudad de California, en Estados Unidos, que se encuentra sumida en una sequía de cuatro años, han logrado evitar lo peor de este período climático, debido a sus suministros de agua, preparaciones y una declaratoria de reducción de consumo de agua de un 25 %.

Según lo informaron periódicos internacionales, en esta ciudad se logró reducir el consumo de agua en 29 % durante mayo de este año y el gobernador Jerry Brown, ha buscado intensificar los esfuerzos de conservación, ya que no está claro cuando la sequía llegará a su fin.

En el otro extremo de América, países como Chile, declararon zonas de escasez hídrica por un período de seis meses a las nueve comunas que componen las provincias de Quillota y Los Andes, en la región de Valparaíso, con el fin de asegurar el abastecimiento de agua potable para la población e implementar medidas de emergencia para las actividades económicas impactadas por la sequía que afecta a esa zona.

En Costa Rica, el fenómeno de El Niño afecta a la agricultura desde mayo del 2014, tanto que el Gobierno emitió un decreto de emergencia a finales de septiembre del año pasado, para facilitar el uso de recursos en apoyo a las actividades agropecuarias.

Pero en El Salvador pese a tener informes que indican que el país continuará siendo afectado por períodos secos y tener análisis de expertos que advierten que el corredor seco se verá muy impactado, las autoridades han dejado de lado una posible declaratoria de emergencia.

El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo a principios de julio, que si la sequía persistía en El Salvador, el Gobierno declararía estado de emergencia a fin de evitar que la población sufriera hambre.

Sin embargo, pasó ese mes y el tema quedó en análisis. Lejos de hablar de la declaratoria, el mandatario señaló que el gobierno tiene una serie de planes encaminados a hacerle frente a esta situación como la entrega de semilla a los agricultores, y acciones para evitar que los comerciantes incrementen el precio de los granos básicos.

Pero para muchos agricultores, esta estrategia no es la más adecuada para lograr un verdadero cambio y poder enfrentar la carencia de alimentos que podría llegar a enfrentar el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación