Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Países en desarrollo se beneficiarían con el bajo precio del petróleo

Países en desarrollo se beneficiarían con el bajo precio del petróleo

La época de bajos precios ha puesto en dificultades a muchas empresas extractoras de crudo.

Países en desarrollo se beneficiarían con el bajo precio del petróleo

Los precios del petróleo a nivel internacional van en picada. El barril se cotizó la semana pasada a $48 cuando a inicios de 2014 tenía un precio superior a los $100.

Esta es una gran ventaja para países netamente importadores como El Salvador, que deben destinar anualmente millones de dólares para suplir su demanda interna.

Ante esta buena noticia, el Banco Mundial reiteró en otro de sus informes que el bajo precio del petróleo beneficiará a muchos países en desarrollo.

"Se espera que el petróleo siga con precios bajos en 2015, lo cual se verá acompañado por cambios importantes en el ingreso real de países exportadores de petróleo y países importadores de petróleo. Para muchos de estos países importadores, los precios más bajos contribuyen al crecimiento y reducen las presiones fiscales, inflacionarias y externas", indica el documento, publicado la semana pasada.

De acuerdo con el organismo los bajos precios del petróleo representan una gran oportunidad para muchos países que dependen de él.

"Para las autoridades responsables de formular políticas en los países en desarrollo importadores de petróleo, la caída en los precios del crudo constituye la oportunidad de llevar a cabo reformas estructurales y financiar programas sociales", asegura.

De acuerdo con cifras del Banco Central de Reserva (BCR), las importaciones de combustible (la factura petrolera) se redujeron en 13.6 %, a septiembre de 2014, mientras que el consumo de combustibles creció el 10.7 % anual.

Para otros países productores y exportadores de petróleo, la historia es diferente pues el Banco Mundial señala que si el precio del crudo continúa a la baja, estos podrían sufrir graves problemas.

El mejor ejemplo es Venezuela, donde las autoridades están sumamente preocupadas por el precio internacional del crudo pues su economía depende en un 90 % de la exportación de ese producto.

"En los países exportadores, esta baja aguda es un recordatorio de las importantes vulnerabilidades inherentes a la actividad económica altamente concentrada y de la necesidad de revitalizar las gestiones de diversificación a mediano y largo plazo", comentó Ayhan Kose, director del Grupo de Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial en el informe.

Dinamizará el consumo

Una de las principales ventajas que tendría el bajo precio de los combustibles sería la dinamización del consumo nacional, que sumado al envío de las remesas, impactará de forma positiva en el crecimiento económico.

Según el análisis del Banco Mundial la naturaleza estable de los flujos de remesas demuestra que estas pueden ayudar a regular el consumo en los países en desarrollo, donde a menudo se suele experimentar volatilidad macroeconómica.

En El Salvador, solo con respecto a los combustibles, los distribuidores de gasolina esperan que la demanda aumente en más del 5 %.

Otros economistas coinciden en que el dinero extra que se ahorre por la reducción de los precios se invierta en otros bienes o servicios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación