Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El país repite y se rezaga en crecimiento económico

Un informe de la Cepal prevé en 2.2 % el crecimiento del PIB para el presente año

El país repite y se rezaga en crecimiento económico

El país repite y se rezaga en crecimiento económico

El país repite y se rezaga en crecimiento económico

De nuevo superado por Honduras, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua. Así está el panorama de crecimiento económico de El Salvador hacia el cierre de 2014, según una previsión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) difundida ayer.

El organismo presentó ayer el Estudio Económico 2014 de la región y, de acuerdo a sus proyecciones, El Salvador seguiría con el menor crecimiento en Centroamérica, con proyección de subir solo 2.3 % de su Producto Interno Bruto (PIB) al cerrar este año.

En las proyecciones El Salvador se ve superado por Honduras, que tiene la segunda variación más baja, con 3 %. Guatemala crecería en 3.5 %, Costa Rica en 4 % y Nicaragua será la segunda economía con un mayor crecimiento, llegando a 5 % este año.

Panamá es el país que, según las proyecciones del organismo, registrará la tasa de crecimiento más alta de toda Latinoamérica, logrando un 6.7 %. Encabezando las perspectivas de crecimiento le seguirían Bolivia, con 5.5 %, Colombia, República Dominicana y Ecuador, se mantendrían al mismo nivel que Nicaragua, expandiendo el PIB en 5 % cada uno.

El informe de la Cepal, en la sección correspondiente a El Salvador, señala que el ligero crecimiento del PIB se debería a una leve recuperación del consumo de los hogares. Esta tendencia se estableció con un monitoreo de los últimos meses de 2013 y el primer trimestre del presente año. El organismo también indicó que un crecimiento en el sector agropecuario durante dicho periodo ayudaría al aumento del PIB.

Por último la Cepal destaca la importancia de las inversiones a realizarse en el marco de los Asocios Público-Privados. De concretarse estos proyectos, la entidad señaló que el crecimiento del país podría superar la proyección de 2.3 %.

Sin embargo, el monitoreo abarca solo el primer trimestre del año, por lo que no toma en cuenta la sequía que golpea al oriente y zona paracentral del país. Por otro lado, aunque el organismo registra la propuesta de reforma fiscal presentada en mayo, no hace proyecciones sobre su impacto en la economía ya que esta recién fue aprobada la semana pasada.

Proyecciones

El economista Manuel Enrique Hinds opinó que estos eventos poco predecibles hacen que las proyecciones no sean certeras. "Cómo van a saber ellos que habrá o no habrá sequía... ellos no pueden saber lo que se viene", expresó el analista.

Con las nuevas variables, no consideradas por la Cepal, ya hay algunas proyecciones de crecimiento que difieren a las de este organismo regional. Consultado justo después de aprobados los nuevos impuestos, el economista Rigoberto Monge indicó que la economía sería sometida a una gran presión.

"(El crecimiento) en mi opinión va a estar entre 1.5 % y 1.7 %... La economía ha venido presentando pérdida de dinamismo por diversos factores. Ahora se agrega el impacto tributario", comentó.

En el pasado el desempeño real de la economía ya se ha mantenido por debajo de las proyecciones del organismo. En 2013 este organismo proyectó una variación de 2 % en el PIB, mientras que el Banco Central de Reserva (BCR) esperaba un crecimiento de 2.2 %.

Finalizado 2013, la economía de El Salvador creció solo en 1.7 %, siendo una de las más bajas, escenario que podría repetirse este año.

El consumo de las familias podría verse afectado por un incremento de precios debido al nuevo costo del impuesto a las transacciones financieras. Mientras tanto, aún sigue en creciendo el daño que la sequía ha ocasionado a los cultivos y a toda la agricultura. Queda el flujo de remesas como uno de los pocos factores para dinamizar la economía, ya que las exportaciones e inversiones están diezmadas.

La Cepal advirtió al presentar el estudio que los países exportadores de materias primas podrían verse afectados, en el mediano plazo, por una disminución en sus ventas. Centroamérica, por su parte, dependerá de un repunte en el consumo de la economía en Estados Unidos.

Economía con poco crecimiento

El Diario de Hoy publicó en julio que el Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE) creció a solo 1.4 % hasta mayo, una cifra menor a la del primer trimestre, cuando se registró una variación positiva de 1.8 %.

El IVAE es una medición mensual de la actividad económica que calcula la tendencia del crecimiento económico que tendrá el país al final del año respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

Por otro lado, según cifras del BCR, durante el primer semestre del año las exportaciones se redujeron en 5.5 % comparadas con el mismo periodo de 2013. Esto representó una sensible pérdida de $154.4 millones para la economía.

La disminución en las exportaciones se debió a una contracción en la economía de Estados Unidos, país que bajó su consumo durante los primeros meses de este año. Además, la actividad comercial con nuestros vecinos centroamericanos se vio reducida.

Durante el primer semestre las importaciones también se redujeron en $36.4 millones, lo cual no necesariamente es un buen signo. La compra de materias primas y bienes intermedio para la industria local se redujo en 4.7 %. Es decir, las empresas salvadoreñas adquirieron menos insumos para su producción.

La recaudación de la renta también ha sido levemente menor a la alcanzada durante el primer semestre del año pasado. Hasta junio de 2014 se contabilizaron $939.5 millones, $7.2 millones menos.

La brecha en la recaudación se redujo, pues al mes de mayo era de $14 millones. A pesar de esta recuperación, la renta sigue siendo menor que la alcanzada en 2013.

Los ingresos para el estado a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sí han experimentado un leve crecimiento. Hasta junio de este año sumaba $976.1 millones, cerca de $35 millones más que el primer semestre de 2013.

En el ámbito privado, la baja actividad de la industria local puede monitorearse también a través de la colocación de créditos. Según el informe de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa), a mayo la cartera de préstamos brutos contabilizó $10,108.6 millones, un crecimiento de 8.4 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, la mayoría de los préstamos se encontraban en actividades de compra. El consumo y la adquisición de vivienda representaban el 57.4 % de la cartera, mientras que la industria manufacturera, la construcción y el sector agropecuario solo sumaban el 17.7 % de los préstamos.

Desafíos

Debido a este panorama, diferentes sectores productivos han realizado llamados al gobierno de Sánchez Cerén para que impulse políticas de reactivación económica que permitan crecer más allá del 2 %. La más reciente es a que realice una reforma fiscal integral, que implique un control de gastos y deuda, y no solo basada en incremento a los impuestos.

Los exportadores ha solicitado una reducción de la burocracia en las aduanas y mejoras en la infraestructura para adaptarlas al flujo comercial que tiene el país.

Por su parte, la industria ha solicitado trabajar en el tema de la energía, cuyo costo es uno de los más elevados para la actividad productiva. Asimismo gremiales como la Asociación Nacional de la Empresa Privada han hecho llamados para eliminar burocracia innecesaria y asegurar la estabilidad jurídica del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación