Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País no reducirá pobreza debido a bajo crecimiento

Según el FMI, El Salvador tendrá el más bajo crecimiento económico de toda la región. Proyecta solo subirá 2%

Los datos indican que hay más familias pobres que en 2006. foto edh / archivo

Los datos indican que hay más familias pobres que en 2006. foto edh / archivo

Los datos indican que hay más familias pobres que en 2006. foto edh / archivo

El Salvador es el país que más lejos está de disminuir la pobreza en la región debido a su bajo crecimiento económico, según declaró esta semana el representante del Fondo Monetario Internacional (FMI), Fernando Delgado, en Panamá.

El delegado del organismo multilateral indicó que aún cuando el promedio de crecimiento de la región rondará entre el 3 % y el 4 %, éste no será suficiente para reducir el número de pobres.

Pero el crecimiento económico de El Salvador apenas será del 2 %, según las estimaciones gubernamentales. Y aún si lo lograra sería el crecimiento más bajo de todo el Istmo al final del 2013.

"La región está en una etapa de crecimiento estable, sin grandes riesgos macroeconómicos; el principal riesgo es que el crecimiento es muy bajo como para que se aumente el nivel de servicios públicos, los gastos sociales, o para que se mejore la salud, la educación, la infraestructura", dijo Delgado.

La cifra resulta preocupante para El Salvador, sobre todo después de conocer que el número de pobres aumentó en 650 mil personas entre 2006 y 2011, según indican las cifras oficiales.

Aunque el Gobierno y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) difieren en el número de personas, los porcentajes coinciden.

La pobreza por persona aumentó del 38.1 % al 47.5 %, según los datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples. La pobreza por hogar también aumentó 10.1 %.

Delgado dijo a periodistas de la ciudad canalera que "se requieren crecimientos superiores para pasar a un nivel mayor, sostenible e inclusivo que permita reducir los niveles de pobreza y dar cabida en el sistema formal a quienes están fuera de ese sistema formal".

Aunque todos los países de Centroamérica elevarán su crecimiento económico, Delgado señaló que "no hay forma de pasar de ahí".

El crecimiento no alcanza y según Delgado, se debe pasar a un siguiente nivel.

El funcionario afirmó que se requiere, en algunos países más que en otros, solucionar vulnerabilidades fiscales a mediano plazo e impulsar reformas estructurales.

Al respecto del caso salvadoreño, Delgado destacó que el país ha hecho esfuerzos fiscales, pero "la economía no crece", en parte por la reducción de remesas provenientes de su población en Estados Unidos, el impacto de los desastres naturales y la desconfianza empresarial en el gobierno de izquierda.

El dato sobre las remesas es, sin embargo, refutado por las mismas cifras gubernamentales que el año pasado mostraron un crecimiento del 7.2 % respecto a 2011.

Fusades destacó, incluso, que el envío de remesas ha sido el ingreso que ha salvado de la precariedad a muchas familias.

Poca inversión

La inversión es clave para reducir la pobreza, pero la cifra salvadoreña es la más desalentadora de la región.

Delgado destacó que aunque "el gobierno (del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) no expropió" a ninguna empresa, "la inversión privada no se recupera. Es el país con menos inversión y si no hay inversión no hay crecimiento", manifestó Delgado.

En el caso de Nicaragua, también con un gobierno de izquierda, Delgado dijo que el presidente Daniel Ortega "ha sido inteligente con el sector privado" para desarrollar una alianza que le ha permitido a ese país crecer.

En El Salvador, la Inversión Extranjera Directa ha ido en picada desde finales de 2009, cuando la crisis económica impactó a nivel internacional y también coincidió con la llegada del actual gobierno.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó el año pasado que la inversión extranjera en El Salvador cayó el 60 % y colocó al país como el último en recibir capital extranjero, desanimado por la álgida situación política, la incertidumbre legal y la inseguridad, entre otros aspectos.

Precisamente fue este punto el que destacó la semana anterior la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social y Económico (Fusades).

Tras analizar las cifras económicas del cuarto trimestre de 2012, el tanque de pensamiento señaló que la falta de inversión, que ya lleva cinco años en picada, no está permitiendo una mayor generación de fuentes de empleos y por lo tanto está dejando en la pobreza a miles de personas. "Si no hay inversión no hay empleos. Y el país no está generando los suficientes puestos de trabajo", indicó Álvaro Trigueros, jefe del departamento de estudios económicos de Fusades.

Trigueros añadió que solo la seguridad jurídica y el clima de negocios logrará atraer más inversión al país.

En el resto de C.A.

Delgado también llamó la atención sobre la situación en Honduras por sus problemas macroeconómicos, aunque vislumbró dificultades para resolverlos ante la proximidad de las elecciones generales para relevar al presidente Porfirio Lobo.

"Se necesitan ajustes macroimportantes, fiscales, pero hacerlo en un momento en el cual estamos en plena campaña es prácticamente imposible", planteó Delgado.

De todos los países de la región el que más crecerá en 2013 será Panamá con una tasa que rondará el 7 % , impulsada por el "boom" de la construcción y las ampliaciones en el Canal de Panamá (obras generadoras de empleos).

Sobre Costa Rica apuntó que debe corregir una situación fiscal con un desbalance del 6 % en 2012, el más alto de América Latina.

"Si no se hace algo en los próximos cuatro o cinco años puede haber una situación fiscal grave", advirtió.

El especialista señaló que de todos los países de Centroamérica, Guatemala presenta la situación más estable, "pero es donde más se refleja que no crece lo suficiente".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación