Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País lleva tres meses consecutivos con nulo crecimiento económico

El Banco Central de Reserva registra un estancamiento de la producción medida a través del Indice del Volumen de la Actividad Económica (IVAE).

Sequía

Los agricultores centroamericanos han registrado bajas en la producción de frutas, verduras y granos básicos, debido a la sequía. | Foto por Archivo

Los agricultores centroamericanos han registrado bajas en la producción de frutas, verduras y granos básicos, debido a la sequía.

El país lleva tres meses consecutivos de un nulo crecimiento económico, según los datos del Banco Central de Reserva.
 
De acuerdo con las cifras oficiales, el Índice de Volumen de Actividad Económica (IVAE) de los últimos doce meses, desde marzo hasta mayo, la variación de la actividad económica ha sido de 0.0%, un dato  preocupante para la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), que no ve un buen ritmo de crecimiento.

“El ritmo de la actividad económica tendió a disminuir durante el primer trimestre de 2015”, indica un informe preliminar de los tres primeros meses.

El índice general del IVAE solo indica un crecimiento de 0.5% hasta mayo de este año.
El IVAE es un indicador mensual que se utiliza para medir el nivel de fabricación o producción de bienes en el país. No incluye datos como el valor agregado o los precios, pero funciona como medida de la actividad económica en el país. 

Además es un sub indicador del Producto Interno Bruto (PIB) el cual se elabora cada tres meses y con datos anuales.

Lo que este indicador registra es que la tasa de crecimiento de la producción se ha estancado. Si se la compara con los datos obtenidos el año pasado, el país no ha producido más que lo que fabricó en 2014.

El economista Claudio de Rosa alertó que con los efectos de la sequía en el país este indicador seguirá cayendo los próximos meses.

Los niveles de producción en todo 2015 no han superado a 2014 y, según prevé Claudio de Rosa, el daño que la sequía causó en la agricultura afectaría aún más estas cifras. “Dada las pérdidas en el sector agrícola materializadas con fuerza en junio, hacen prever que probablemente el IVAE tendrá un mayor freno aún, incluso en el primer mes del segundo semestre”, expresó el economista.

Según el análisis que realiza el experto, de usarse precios constantes con los datos del IVAE, se obtendrían los datos más cercanos al PIB, es decir este estancamiento sería lo más cercano posible al desempeño real de la economía.

Sin embargo de Rosa señala que en los últimos años las cifras del PIB y el IVAE se han distanciado. De hecho, mientras el banco central registró un crecimiento de la economía de 2.3% durante el primer trimestre de 2015, el crecimiento de la producción mensual durante este período ha sido casi nulo.

El titular del BCR, Oscar Cabrera, rechazó a finales de junio que los datos del IVAE signifiquen que la economía está entrando en recesión. El funcionario recordó que estas cifras aún no contemplan el precio y valor agregado que perciben las empresas al vender sus productos.

Por otro lado, Claudio de Rosa resaltó que la producción está decayendo sin detenerse desde la administración Funes. Según los datos que recopiló, en septiembre de 2011 el IVAE tuvo un crecimiento anual de 3.0 %.

Sin embargo la tendencia de crecimiento se ha ido reduciendo paulatinamente hasta que en diciembre de 2013 alcanzó el 1 %. En ese momento se inició una leve recuperación que se detuvo en julio de 2014.

De un crecimiento que se hacia cada vez más lento, este año hemos pasado a una leve reducción.

Según las cifras del BCR al mes de mayo fue la explotación de minas y canteras la que reportó un mayor crecimiento en el IVAE. Su alza fue de 5.2 %. Los bancos e instituciones financieras tuvieron el segundo mayor crecimiento con un 3.8 % anual.

Por contraparte, la construcción tuvo la mayor caída, de 8.8 %, seguida del sector de energía, con un 5.5 % menos.

Pero ¿qué implica que el IVAE no crezca? En realidad se trata de un indicador. Significa que el trabajo de los salvadoreños no ha estado creciendo y se encuentra al mismo nivel que el año pasado.

A la larga, se convierte en una situación delicada. Sin mayor producción los ingresos de las empresas y salarios no crecerán. El consumo nacional tendría que ser atendido con productos importados.

Es un escenario muy frágil en el cual los ingresos de las familias e incluso los empleos están vulnerables a eventos inesperados como desastres naturales o incluso la sequía.

Cifras exactas
El economista Claudio de Rosa sostuvo que hace unos años la relación entre IVAE y PIB era más directa, por lo que ver el comportamiento de la producción mensual daba una idea más clara sobre el crecimiento de la economía.

Mientras el BCR defiende que sigue creciendo entre 1 y 2 % otros organismos como la Cámara de Comercio insisten en que esto no es así. 
Para reducir imprecisiones y saber con exactitud los movimientos de la economía, el BCR se encuentra diseñando un nuevo sistema de cuentas nacionales. Entre otras cosas, incluye una revisión de los sectores de la economía y cómo influyen en el PIB. 

El nuevo sistema estaría listo el próximo año e implicará un cambio en la forma en que se mide el valor real de la economía salvadoreña.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación