Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País empeora en clima para nuevos negocios

Cae de 106 a 109 en ranking de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial

Hay más dificultades para abrir nuevos negocios en el país, según el Banco Mundial. La construcción es impactada. foto edh / archivo.

Hay más dificultades para abrir nuevos negocios en el país, según el Banco Mundial. La construcción es impactada. foto edh / archivo.

Hay más dificultades para abrir nuevos negocios en el país, según el Banco Mundial. La construcción es impactada. foto edh / archivo.

El Salvador empeoró las facilidades para hacer negocios, de acuerdo con el más reciente informe del Banco Mundial, conocido como "Doing Business" 2015.

En un ranking que evalúa a 189 países de todo el mundo, El Salvador se situó en la posición 109, cuando en el informe 2014 estaba en el puesto 106.

Al hacer la evaluación por categorías, El Salvador empeoró en ocho de diez. Cayó siete puntos en las condiciones para la apertura de un negocio, dos puntos en el manejo de los permisos de construcción, y retrocede dos puntos en la obtención de electricidad. También descendió cuatro puntos en la obtención de crédito y once puntos en la protección a los inversionistas minoritarios. Bajó dos puntos en el pago de impuestos, un punto en el comercio transfronterizo y tres puntos en la resolución de la insolvencia (se refiere a tiempo, el costo y los resultados que afectan a las empresas).

Los únicos indicadores en los que mejoró, apenas un punto, fueron en el registro de la propiedad y el cumplimiento de contratos.

En el informe, el Banco señala que en 2012 solo se crearon 1,893 nuevas sociedades de responsabilidad limitada mientras que en países vecinos, como Guatemala, el número de nuevas empresas superó los 4,000.

A diferencia de El Salvador, el informe destacó que en Guatemala el Gobierno facilitó la apertura de empresas, al eliminar ciertas tarifas de registro y redujo el tiempo para publicar un aviso de constitución. Adicionalmente, facilitó el pago de impuestos y lo abarató para las empresas al mejorar el sistema electrónico para rellenar y pagar el impuesto de sociedades y el impuesto sobre el valor añadido, así como reducir las tasas impositivas sobre las ganancias de capital y sobre las sociedades.

En El Salvador, algunas de las trabas que impiden la creación de nuevas empresas son el número de procedimientos -burocracia- que se necesitan para inscribir una sociedad.

De acuerdo con el informe, para que una empresa se inscriba formalmente requiere de, al menos, 16.5 días y ocho procedimientos legales.

El costo (en porcentaje de ingreso per cápita) es del 45.2 %, mientras que el promedio de América Latina es de 31.1 %. Esto significa que abrir un nuevo negocio en el país es más caro que en otro de la región.

En cuanto a los permisos de construcción, el informe señala que en El Salvador se necesitan, al menos, 25 procedimientos para obtenerlos, mientras que el promedio en América Latina es de 13.3.

Para obtener una conexión fija a la red de electricidad se necesitan 83 días y al menos ocho procedimientos legales para hacerlo y su costo es mayor al del promedio de la región latinoamericana.

La queja del sector industrial ha sido, además, que la energía eléctrica es una de las más caras de la región, pues su costo por kilovatio/hora llega a costar hasta $0.29 mientras que en otros países de Centroamérica el precio puede variar entre $0.11 y $0.16, lo que significa una disminución en la competitividad empresarial.

Comercio fronterizo

Los trámites para exportar o importar productos también son más complicados en comparación al informe anterior.

En el análisis de datos, el Banco Mundial indica que en El Salvador se necesitan, por lo menos, siete documentos y 13 días para exportar y un costo promedio de $1,045 por contenedor.

Para importar se requieren 7 documentos, un tiempo aproximado de 10 días y un costo de $1,035 por contenedor.

El informe no especifica modificaciones que hizo el país, como el uso de los rayos X que inició en febrero de este año en las aduanas y que de acuerdo con la empresa privada, ha puesto más trabas de tiempo y costo a los exportadores y transportistas que mueven la carga.

En cuanto a la resolución de la insolvencia, el informe indica que así como es difícil abrir una empresa, también es difícil cerrarla.

Se requiere un promedio de 3.5 años para cerrar una compañía y su costo es el 12 % de su patrimonio.

Los datos del informe confirman datos que reconoció el mismo ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, quien dijo hace unas semanas, en una entrevista televisiva que el país debía mejorar su competitividad pues, hasta ahora, es el más caro en cuanto a trámites logísticos.

Sin embargo, contrasta con declaraciones de otros funcionarios, como el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, quien dijo que el país ha mejorado sus niveles de competitividad, en ocasión de la visita de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que llegó el país desde la semana pasada.

Al respecto, la jefa de esta misión, Uma Ramakrishnan le pidió al país mejorar las condiciones para atraer más inversión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación