Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El país cayó 25 puestos en índice de Desarrollo Humano en 4 años

b Se estancó en indicadores como la escolaridad

La pobreza en el país sigue presente, así como la baja calidad en la educación. foto edh / archivo

La pobreza en el país sigue presente, así como la baja calidad en la educación. foto edh / archivo

La pobreza en el país sigue presente, así como la baja calidad en la educación. foto edh / archivo

El Salvador ha caído 25 posiciones en el Índice de Desarrollo Humano en los últimos cuatro años, según una comparación del último informe 2014, publicado ayer en Tokio, Japón, y el resto de informes divulgados en años pasados.

En una lista de 187 países evaluados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) El Salvador se situó en 2010 en la posición 90, dentro de la categoría de países con un "desarrollo humano medio".

Este año, el nuevo informe sitúa al país en la posición 115, aunque siempre en la misma categoría de países.

Sus vecinos en la lista son países como Mongolia, Indonesia, Botswana, Sudáfrica, Filipinas o Guyana que también están calificados como naciones con un desarrollo humano medio.

Para envidia de muchos, países vecinos como Costa Rica y Panamá están en los puestos 65 y 68 en el ranking global.

Aunque también es cierto que otros como Honduras, Guatemala y Nicaragua también se ubican en una posición más baja que El Salvador, con posiciones que van entre el 125 y 132.

Los países con un índice de desarrollo humano más elevado son, por supuesto, naciones como Noruega, que este año se ubica en la posición 1 de la lista. Le siguen Australia y Suiza, Países Bajos (Holanda) y Estados Unidos.

Este índice elaborado por el PNUD desde 1990 mide la calidad de vida de niños y adultos en su país. Mide, por ejemplo, la esperanza de vida, el nivel de escolaridad y el ingreso nacional bruto por cada ciudadano en relación al poder adquisitivo.

Al ver estos puntos en detalle a la luz del informe, El Salvador ha mejorado en la esperanza de vida.

El informe aclara, sin embargo, que los números de este año no varían en nada con respecto al informe de 2013 pues este documento ha utilizado las tasas de conversión más recientes utilizadas por el Banco Mundial basadas en la Encuesta del Programa de Comparación Internacional 2011, cuando antes se usaban los de la Encuesta 2005.

Por lo tanto, el informe aclara que se no pueden comparar los puestos de este ranking con los del año pasado.

Esto mismo ha ocurrido con los otros países evaluados, en los que se ha modificado la metodología para medir la calidad de vida de los ciudadanos.

Más viejos, pero con menos educación

Según los índicadores que mide el estudio, El Salvador ha avanzado en la salud pues la esperanza de vida de los salvadoreños ha incrementado 6 años desde 1990.

Los salvadoreños de hoy tienen más posibilidades de vivir hasta los 72.6 años.

Aunque el dato es alentador para muchos ciudadanos, también es preocupante para las Administradoras de Fondos de Pensiones, que insisten en la poca cobertura previsional que tienen los salvadoreños.

Se calcula que tres de cada cuatro personas económicamente activas no tienen una cobertura de pensiones, por lo que, al llegar a una edad avanzada su vida probablemente será precaria pues no tendrán ingresos para sostenerse.

Sin embargo, su educación no sería la más ideal pues el informe dice que el país ha tenido un progreso lento en el índice de escolaridad: solo se ha crecido 3.5 años en escolaridad desde 1980.

Eso quiere decir que se ha crecido solo "un año de escolaridad cada siete años más o menos, un progreso equivalente a la mitad del experimentado por Costa Rica", señala el informe.

Además, el promedio de años que un niño o un salvadoreño puede recibir clases son 12.1 cuando otros países más desarrollados tienen una expectativa de escolaridad que supera los 15 y en países como Noruega o Australia llega casi a los 20 años de expectativa de educación.

Estos datos contrastan con lo hecho por la administración del expresidente Mauricio Funes, que aseguró que se invirtió más dinero en la educación a través de la entrega de paquetes escolares y comida con el fin de aumentar el número de niños y jóvenes en el sistema educativo.

Sin embargo, en días recientes el representante de la CEPAL para Centroamérica y México, Willy Zapata, aseguró que el país solo invierte un 3 % de su Producto Interno Bruto PIB) en educación, cuando países como Nicaragua ya están invirtiendo alrededor del 5%.

Este índice complementa el crecimiento económico que ha tenido el país en los últimos años y su deterioro.

Mientras otros países de la región y de toda Latinoamérica están creciendo por arriba del 2 y el 3 % del PIB, El Salvador no logra crecer más allá del 2 %, lo que también incide en la creación de empleos y un mejor bienestar para su población.

De acuerdo con este informe, el ingreso bruto nacional per cápita ha subido hoy a $7,240 respecto a los $3,600 que se contaban en 1990. Sin embargo, en las encuestas nacionales, la mayoría de las personas afirman que la economía y la delincuencia son los principales problemas del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación