Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacto de café busca reactivar caficultura

Varios productores se reunieron con el Gobierno para reactivar el Pacto Nacional del Café, firmado a principios del año.

Funcionarios del Gobierno junto a representantes del sector cafetalero se reunieron ayer para "reafirmar" el apoyo a la reactivación de la producción de café, con lo que se espera poner en marcha los compromisos adquiridos en el Pacto Nacional del Café, realizado en febrero de este año.

Con la reactivación de la producción, se llevarán a cabo cinco puntos con los que el Estado ayudará a los productores cafetaleros del país.

Inicialmente, mencionan la "distribución de 6 millones de plantas de variedades con resistencia a la roya del cafeto y renovar 2, 500 manzanas de cafetal", según declaraciones del ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez.

Sergio Ticas, presidente de la Asociación Cafetalera de El Salvador, considera que el acercamiento del Gobierno ha sido importante, pues cree que resolver el problema de la caficultura no es solo labor de los productores, sino también del Estado.

Añadió que este tipo de alianzas son necesarios para sacar adelante a la producción del café de la crisis. "En las últimas reuniones con la Mesa de Café (compuesta por el secretario Técnico de la Presidencia, el Ministro de Agricultura y representantes del sector cafetalero) se ha demostrado un compromiso serio por parte del Estado".

El Gobierno anunció también que se entregarán 28,000 difusores para trampas contra la broca del grano de café y se realizarán 15,300 análisis de suelo y 3,000 análisis foliares. El MAG se comprometió además a continuar la entrega de fungicidas y foliares para proteger los cafetales de la roya; y a entregar semilla para viveros con variedades resistentes a la roya.

Orestes Ortez explicó que la compra de las plantas y el fungicida se tiene contemplado en el presupuesto para el próximo año, para lo que se designarán $2.4 millones y $2.5 millones, respectivamente.

Ticas expresó que más allá de esta ayuda se necesita una reestructuración de la deuda, así como también una inyección de capital fresco para poder reactivar la producción de cafetalera de El Salvador.

Actualmente, la deuda del sector llega a los $230 millones y, como Asociación de Cafetaleros, buscan que se fije una plataforma de consolidación de la deuda. Adicional a esto, anhelan una inyección de $130 millones de capital fresco para nuevos créditos. En los últimos años el café se ha visto afectado por la roya.

El titular de la cartera de Agricultura y Ganadería dijo que, con este pacto, se espera que al final del quinquenio se logre una producción que supere los dos millones de quintales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación