Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entrevista. Con abogado Luis Parada, especialista en arbitrajes

"Oceana Gold piensa que está comprando los derechos de una concesión..."

El abogado de la firma Foley Hoag, en Washington, quien defiende a El Salvador en la demanda interpuesta por Pacific Rim ante el CIADI, explica la situación del caso ante la quiebra de la compañía minera que será absorbida por Oceana Gold.

"Oceana Gold piensa que está comprando los derechos de una concesión..."

"Oceana Gold piensa que está comprando los derechos de una concesión..."

\"Oceana Gold piensa que está comprando los derechos de una concesión...\"

El abogado salvadoreño Luis Parada ha estado en todos los casos contra el país ante el CIADI, desde mediados de la década pasada, y se enorgullece en decir que se han ganado por la solidez con la que la defensa se ha plantado ante los consorcios demandantes.

Parada expone que la quiebra de Pacific Rim y la compra de la firma por parte de la corporación minera Oceana Gold, de origen coreano, no implica, en principio un giro diametral en el caso.

En entrevista con El Diario de Hoy, desde su despacho en la prestigiosa firma de abogados, uno de los bufetes especializados para litigar asuntos de arbitrajes internacionales a escasas cuadras del Banco Mundial, Parada expone los puntos a favor de El Salvador en la querella.

¿Cuál es el estado actual de la demanda de Pacific Rim contra El Salvador ante el CIADI?

Hemos entrado a la etapa de fondo. Ellos mantienen la esperanza de que le se les dé la concesión en El Dorado y tienen esperanzas de ganar en el arbitraje donde han demandado por $301 millones. Al principio hablaban de millones de dólares en compensación porque aducían que Pacific Rim había invertido $77 millones en El Salvador. No fue hasta a finales de marzo del año pasado que presentaron su documento principal de la demanda.

¿Qué implicaciones tiene la venta de la empresa minera a otro consorcio de extracción de oro más grande?

Esa venta tiene todavía que ser ratificada por la mayoría de accionistas de Pacific Rim. Ya convocaron a la junta extraordinaria de accionistas para el 21 de noviembre y tienen que votar más de dos terceras partes de los accionistas aprobándola. Además, de eso tiene que aprobarlo más del 50% de los accionistas que no estén relacionados con Oceana Gold Corporation, porque esta empresa ya es accionista de Pacific Rim desde el año pasado cuando compró un 20 por ciento de las acciones. Si lo aprueban los accionistas de Pacific Rim en esa fecha, tiene que haber una autorización de una corte de Canadá y las entidades regulatorias de ese país y eso está calendarizado y esperan que la transacción de compraventa o un intercambio de acciones se haga el 27 de noviembre.

¿Esos son buenas noticias para El Salvador?

La verdad que esto podría ser irrelevante; ahora Oceana Gold va ser el dueño de Pacific Rim Mining Corporation, de Canadá, que a la vez es la dueña de Pac Rim Cayman que es la demandante en el caso. No implicaría necesariamente un cambio; sin embargo, lo que Oceana Gold parece pensar o creer es que ellos están comprando esto (en $12.5 millones) porque creen que pueden en algún momento obtener la concesión para explotación minera en Cabañas, pero quizá no han visto con detenimiento los argumentos en el arbitraje, o solo han visto lo de Pacific Rim, pero no han revisado los argumentos de El Salvador, que deberían de saberlo, porque además del requisito de la falta de permiso ambiental que no tenía, también le faltaban dos requisitos bajo la Ley de Minería, sin los cuales ni este gobierno ni ningún otro puede otorgar la concesión.

¿Es una gran apuesta de parte de ellos entonces?

Creo que sí. Oceana Gold piensa que está comprando los derechos de una concesión que puede obtener con algún tipo de negociación con este gobierno u otro futuro, pero está equivocada porque lo que se está planteando en este arbitraje es que además de la falta de permiso ambiental, la solicitud de Pacific Rim no cumplía con otros dos requisitos para la concesión.

¿Qué es lo que va decir Oceana Gold cuando se de cuenta después de haber comprado las acciones de Pacific Rim que en realidad no tiene ninguna posibilidad de obtener la concesión?

No sabemos, ni si va continuar con el arbitraje.

¿Qué se está discutiendo en esta etapa?

En estos momentos El Salvador está preparando su contestación a la demanda de Pacific Rim, la que se va presentar en enero próximo, luego viene otra ronda de escritos de las dos partes, Pacific Rim presenta otro escrito en abril y El Salvador presenta su último escrito en junio y después se va a una audiencia oral frente al tribunal aquí en Washington, que comenzará el 15 de septiembre de 2014.

¿Esa es la audiencia de donde saldrá el veredicto final?

Sí, porque primero solo son actuaciones escritas y luego tiene que iniciar el 15 de septiembre una audiencia de dos semanas ante el tribunal del CIADI. Ahí se presentarán los argumentos orales de las partes, peritos, tanto de asuntos legales como de minería y de daños; además de testigos de los hechos, de las dos partes.

¿El cambiar la personalidad jurídica o capital en Pacific Rim puede significar el cambio de staff de acusadores en la querella?

No necesariamente, porque lo que estaría cambiando es quien es el dueño de la empresa madre, de la casa matriz en Canadá, que ahora está en manos de cientos de individuos que poseen acciones de Pacific Rim Mining Corporation, y ahora pasarían, si es aprobada esta transacción, a ser propiedad única de esta empresa minera: Oceana Gold. Que eso implique que van a cambiar abogados… creo que tal vez no.

¿Qué contempla la ronda de escritos antes de la audiencia oral?

Estos escritos son para presentar los argumentos de las partes sobre cuáles son los derechos que tenía o no tenía Pacific Rim con respecto a esos yacimientos que están en el subsuelo, sin siquiera tener una concesión; también se discute si la demandante cumplía o no cumplía con los requisitos de la Ley de Minería para que se le otorgara la concesión y la verdad que no los cumplía. Estos escritos son para que las partes pongan sus argumentos, que da la ley y a qué tiene derecho.

¿Cómo ha concentrado los alegatos la demandante?

A finales de marzo de 2012, Pacific Rim presentó el escrito principal de su demanda en el que ellos argumentan, con su interpretación muy particular de lo que son sus derechos bajo las leyes de El Salvador, por ejemplo, basándose en códigos de minería antiguos de 1888 y de 1922 que ya están completamente revocados por la nueva Ley de Minería (de la década de 1990) ellos dicen que con solo haber descubierto un depósito, aunque ellos bien saben que por la Constitución del país el subsuelo es propiedad del estado, ellos dicen que con solo haber descubierto es su propiedad y que tienen un derecho no solo a la concesión sino a todo el recurso, y de ahí es donde sacan esa cantidad de $301 millones. Porque dicen que esos depósitos en el subsuelo, desde el momento en que ellos tenían una licencia de exploración y que descubrieron algo, ya no le pertenecen al Estado sino a ellos. Eso es algo contrario al ordenamiento jurídico de El Salvador.

¿Pero son escuchados esos alegatos?

Pacific Rim ha tomado una posición exagerada de lo que son sus derechos y El Salvador va venir a poner en claro que la empresa no tenía ningún derecho de propiedad sobre esos yacimientos. Lo único que tenían era derecho a explorar y si encontraba algo que podía justificarlo y cumplir los requisitos, solicitar una concesión para explotación, porque es lo único que tenía una solicitud que ni siquiera fue admitida por el Ministerio de Economía por no cumplir con los requisitos. Falta de estudio ambiental, falta del estudio de factibilidad, y demostrar que eran propietarios de la totalidad de la superficie del terreno que solicitaban en concesión, son cientos de personas casi un millar y muchos de ellos no quieren vender y mientras Pacific Rim no tenga esos derechos no puede tener la concesión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación