Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OCDE: crecimiento económico mundial se estancará al 3%

 El organismo internacional avisa de una nueva ralentización mundial y pide medidas urgentes 

La lenta recuperación en la zona euro es un factor importante que arrastra la economía global y vuelve a Europa vulnerable ante las sacudidas globales, según el organismo.

La lenta recuperación en la zona euro es un factor importante que arrastra la economía global y vuelve a Europa vulnerable ante las sacudidas globales, según el organismo. | Foto por EFE

La lenta recuperación en la zona euro es un factor importante que arrastra la economía global y vuelve a Europa vulnerable ante las sacudidas globales, según el organismo.

PARÍS. El crecimiento económico global en 2016 se estancará en torno al 3 %, con una ralentización en muchos países emergentes y una modesta recuperación en los avanzados, al tiempo que caen las materias primas, el comercio, los salarios y los precios, en una coyuntura de inestabilidad financiera, afirmó ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). 

Esa es la principal conclusión que se desprende de la revisión intermedia del informe semestral de Perspectivas de la OCDE , y que lleva a pedir una respuesta colectiva para “fortalecer la demanda” porque “las políticas monetarias por sí solas” no funcionarán. 

La OCDE también recomienda revitalizar las reformas estructurales, que a ojos de la organización pasan por un momento de relajación, y por alejarse de las políticas fiscales contractivas presentes en la mayoría de economías avanzadas, con reducciones del gasto público o aumento de la presión fiscal. 

“Las recetas varían según el país, especialmente cuando se refieren a las políticas estructurales”, precisó la OCDE, que estima que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) global en 2016 avanzará un 3 %, es decir, la misma cifra que en 2015 y tres décimas menos que en sus estimaciones de noviembre pasado. 

Para 2017, la organización vuelve a recortar tres décimas la expansión económica de todo el planeta y deja el avance esperado del PIB en un 3.3 %. “La rebaja en las previsiones es generalizada y refleja un amplio abanico de datos decepcionantes del cuarto trimestre de 2015 y la reciente debilidad y volatilidad de los mercados financieros globales”, apuntó la OCDE. 

Esa organización no desglosa el conjunto de perspectivas para sus 34 Estados miembros, sino que se limita a esbozar las tendencias en sus mayores economías. 

Así, Estados Unidos crecerá en 2016 un 2 % (0.5 puntos menos respecto de las anteriores perspectivas) mientras que lo hará un 2.2 % en 2017 (-0.2), y Japón se fortalecerá un 0.8 % en 2016 (-0.2) y un 0.6 % en 2017 (-0.1). 

La OCDE se fija también en el Reino Unido, miembro de la UE que no participa en la zona euro y cuyas previsiones se recortan tres décimas tanto en 2016 (hasta el 2.1 %) como en el 2017 (2 %). 

Las grandes economías emergentes también pierden algo de fuelle, especialmente Brasil, cuyo PIB ya se contrajo en 2015 un 3.8 %. 

En el presente año, la mayor economía latinoamericana caerá un 4 % según la OCDE, que le resta 2.8 puntos porcentuales de crecimiento estimado. En 2017 Brasil registrará un crecimiento plano, tras perder 1.8 puntos de crecimiento que le otorgaban las estimaciones previas de la OCDE. - EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación