Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama ofreció $20 Mlls. al Caribe para reducir su dependencia de Venezuela

Los fondos se invertirán en varios proyectos de energía renovable

Estados Unidos apoyaría la creación de un "nuevo paradigma" energético en el Caribe, lo cual restaría protagonismo al crudo venezolano. FOTO EDH / ap

Estados Unidos apoyaría la creación de un "nuevo paradigma" energético en el Caribe, lo cual restaría protagonismo al crudo venezolano. FOTO EDH / ap

Estados Unidos apoyaría la creación de un \"nuevo paradigma\" energético en el Caribe, lo cual restaría protagonismo al crudo venezolano. FOTO EDH / ap

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer que su país aportará una financiación inicial de 20 millones de dólares para promover inversiones públicas y privadas en proyectos de energía renovable en el Caribe.

El anuncio lo realizó durante su visita a Jamaica, previa a la realización de la VII Cumbre de las Américas este viernes y sábado en Panamá.

Uno de los objetivos principales de la reunión con la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson Miller, y del anuncio es ofrecer más apoyo a los países caribeños para reducir su dependencia energética de Venezuela.

Los países de esta región necesitan acceder a energía "más limpia" y a precios "asequibles", explicó Obama al inicio de su reunión en la capital de Jamaica con líderes de las naciones que integran la Comunidad del Caribe (Caricom).

La escasa diversidad y los altos costos de la energía son "uno de los mayores obstáculos para el desarrollo del Caribe", subrayó Obama.

"Los países del Caribe son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático y tenemos que actuar ahora", agregó.

Además de esa financiación de 20 millones de dólares, la Administración de EE. UU. detalló que la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC) se ha comprometido a financiar el "mayor parque eólico" del sector privado en Jamaica y hay "conversaciones" en marcha para dar fondos también a una granja solar.

Asimismo, el Departamento de Energía de EE. UU. y el Ministerio de Ciencia y Energía de Jamaica firmaron ayer una declaración de intenciones para avanzar en infraestructura, almacenamiento y diversificación de combustibles, entre otros aspectos.

El Departamento de Energía de EE. UU. apoyará también proyectos regionales para mejorar la eficiencia en la industria del turismo, la mayor consumidora de energía en el Caribe.

Nuevo paradigma

La iniciativa para apoyar el sector energético del Caribe ya había sido anunciada en enero por el vicepresidente de EE. UU., Joe Biden, quien fue anfitrión en la primera Cumbre de Seguridad Energética en el Caribe, realizada en Washington.

En dicha ocasión el funcionario norteamericano se refirió, aunque sin mencionarlo directamente, a la alianza Petrocaribe. Venezuela ha entregado mediante este mecanismo más de 300 millones de barriles de petróleo a sus 19 países miembro, según cifras publicadas por la cadena Telesur.

"Ya sea en Ucrania o en el Caribe, ningún país debería poder usar sus recursos naturales como herramienta de coerción contra otro", dijo Biden durante la cumbre en Washington. Con ello se refirió a los intentos de Venezuela de influir en las islas caribeñas para que acompañen todas sus posturas y pronunciamientos en foros internacionales.

Aunque el vicepresidente trató de desligar la iniciativa de cualquier tinte político, diferentes analistas y medios internacionales señalaron que es un intento para reducir la influencia política del petróleo venezolano en el Caribe.

Aún así, Biden dijo que las intenciones de Estados Unidos con estas inversiones no se trata de que las islas cambien un proveedor de petróleo por otro. "Estados Unidos no cree que sea bueno para ningún país apoyarse en un solo proveedor de energía. Esta es la oportunidad correcta y el momento correcto para movernos a un nuevo futuro que no consista simplemente en reemplazar los productos petrolíferos de Venezuela, sino más bien en crear un nuevo paradigma de seguridad energética", expresó.

Estados Unidos buscaría que las inversiones lleguen al sector energético de la región y esto permita desarrollar sus propias plantas generadoras, reduciendo así los costos y fomentando el crecimiento económico.

Problemas financieros en Petrocaribe

De acuerdo a las cifras que Petrocaribe ha publicado a través de la cadena de noticias Telesur, en 2013 Venezuela suministró cerca de 175 mil barriles de petróleo diarios a la región caribeña. Estos países pagan un porcentaje de los embarques y el resto de la factura petrolera es cancelada a plazos que se extienden hasta los 25 años.

El periódico venezolano El Universal publicó a finales de enero que el Gobierno de Nicolás Maduro preparaba una estrategia para cobrar los $20 mil millones que le deben los miembros de Petrocaribe.

La alternativa para obtener dinero en efectivo lo más pronto posible, sería la de titular la deuda que varios países tienen con Petróleos de Venezuela. En otras palabras, vender la deuda y que los países paguen el dinero a otra entidad.

A finales del año pasado Venezuela realizó esta operación. Vendió la deuda petrolera de República Dominicana al banco estadounidense Goldman Sachs.

Un compromiso de pago $4 mil millones fue vendido a un 41 % de su valor.

Diferentes analistas e instituciones financieras han señalado en los últimos meses que la capacidad de Venezuela para producir y subsidiar el petróleo a Petrocaribe ha sido comprometida.

Debido a la caída de los precios del crudo, los ingresos de dicho país habrían disminuido considerablemente, agravando su necesidad de dinero fresco.

Con las complicaciones económicas, los analistas creen que el modelo de Petrocaribe no durará mucho tiempo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya ha señalado que la caída de los precios del petróleo y una suspensión del suministro de Petrocaribe afectaría económicamente a todos los países miembro, pero especialmente a Haití y Nicaragua. Esto por su alta dependencia del combustible venezolano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación