Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obama y Abe darán nuevo paso al Transpacífico

Acuerdo cubriría 40 % de economía global

Barack Obama se reunirá con el primer ministro japonés Shinzo Abe. Foto edh/archivo

Barack Obama se reunirá con el primer ministro japonés Shinzo Abe. Foto edh/archivo

Barack Obama se reunirá con el primer ministro japonés Shinzo Abe. Foto edh/archivo

WASHINGTON/TOKIO. Una reunión entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, prevista para esta semana en Tokio tal vez no logre sellar uno de los mayores pactos comerciales del mundo, pero podría darle el impulso que tanta falta le hace.

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), un elemento central del giro estratégico del Gobierno de Obama hacia Asia, conectaría a una decena de economías del Asia-Pacífico eliminando las barreras comerciales y armonizando las regulaciones en un pacto que cubre dos quintos de la economía mundial y un tercio de todo el comercio global.

Tras cuatro años de negociaciones y de no poder cumplir con los plazos, los negociadores de varios países del TPP esperan que el foro del jueves siente las bases para hacer concesiones más difíciles, como un potencial alivio en la postura proteccionista de Japón sobre la carne, el azúcar, los lácteos y el trigo, un paso que podría darle vida al TPP.

"Con suerte, esto dará algo de claridad sobre el nivel de ambición que podemos esperar en un TPP que esperamos sea exitoso", indicó el ministro de Comercio de Nueva Zelanda, Tim Groser.

La Casa Blanca quería que el acuerdo se completara el año pasado, pero ha enfrentado desacuerdos sobre las barreras como los impuestos a las importaciones que aplica Japón sobre los productos agrícolas.

Tokio está luchando por mantener los aranceles por las importaciones en cinco categorías agrícolas: arroz, trigo, productos lácteos, azúcar, y productos de carne de vacuno y porcina. Washington, en tanto, ha buscado modos de proteger a las automotrices estadounidenses de sus rivales japoneses.

Los expertos quieren ver señales de concesiones, especialmente de parte de Japón. En un escenario optimista, los líderes podrían anunciar que esperan resultados concretos pronto, quizás el mes próximo, cuando los negociadores del TPP se reúnan en Vietnam.

Un alto funcionario estadounidense aclaró que la reunión probablemente emitiría un comunicado, que le daría un empujón a las negociaciones para que pasen a la siguiente etapa, una visión que comparten varios grupos de la industria.

"Creo que será algo formulado estratégicamente para decir que hemos logrado un avance significativo y que nuestros negociadores siguen trabajando en esto con la meta de concluir", agregó James Fatheree, director senior para Japón y Corea en la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Washington y presidente del Consejo de Negocios Estados Unidos-Japón.

Cualquier acuerdo entre Estados Unidos y Japón es necesario para fijar el tono para otros países implicados en el TPP: Australia, Brunei, Chile, Canadá, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Un funcionario de un país en desarrollo dijo que si las negociaciones no avanzan tras la visita de Obama, el acuerdo TPP tendría dificultades para concretarse. —REUTERS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación