Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevos requisitos para exportadores

Exportadores de alimentos deberán acatar a ley del FDA

Cornelius Hugo, de AIB, considera que es necesario que se acate la ley. Foto EDH/ ERICKA CHAVEZ

Cornelius Hugo, de AIB, considera que es necesario que se acate la ley. Foto EDH/ ERICKA CHAVEZ

Cornelius Hugo, de AIB, considera que es necesario que se acate la ley. Foto EDH/ ERICKA CHAVEZ

Debido a Ley de Modernización de Seguridad Alimentaria (FSMA, siglas en inglés), establecida por la Administración Federal de Alimentos (FDA) de Estados Unidos, los requisitos para las plantas productoras de alimentos en El Salvador se volverán más estrictos.

Para las empresas salvadoreñas, acatar a los reglamentos establecidos significaría mejorar la competitividad en el extranjero; de igual manera, los reglamentos no poseen la finalidad de imponer obstáculos a las plantas productoras, pero lograr plantas más eficientes por su aplicación.

Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), comentó que a lo largo de un año se inspeccionaron más de 40 plantas de alimentos, de las cuales el 90 % reportó algún tipo de falla.

Esto implica que debe existir una regulación más estricta de los requisitos necesarios para que el país continúe participando del mercado internacional y no pierda los clientes en el extranjero.

La modernización de esta ley se debe a que el mundo de los alimentos ha cambiado, porque estos son cada vez más preparados, las cadenas alimenticias son más complicadas y el mundo encara nuevos patógenos, entre otros motivos.

Esta ley, que ya está vigencia, pero se espera a que sean publicados los reglamentos que rigen cada artículo, creará cambios dramáticos para la industria de alimentos, según Cornelius Hugo, director de educación en inocuidad para Latinoamérica de AIB International.

Para Cornelius Hugo, es importante que los países exportadores de alimentos a Estados Unidos "se pongan al día", debido a los avances que se están generando en las regulaciones de alimentos en el país norteamericano.

Entre ellos se incluye una sección que establece que toda planta de alimentos deberá ejecutar un análisis de riesgo y se deberán desarrollar procesos o controles preventivos basados en los resultados del análisis.

De igual forma, la ley también incluirá al importador estadounidense, lo que quiere decir que todo empresario que desee importar productos alimenticios del extranjero deberá hacerlo a través de un programa de verificación del proveedor. Esto se debe a que la ley determina que toda persona que introduce alimentos al país es responsable de ellos.

La implementación de esto también desatará una nueva ola de verificación a los proveedores, lo cual podrá convertirse en una exigencia para que estos acaten a los requisitos necesarios para exportar.

Por otra parte, se brindará la opción a los exportadores de mayor información sobre las plantas y productos, con el fin de certificar a las empresas. Lo que permitirá que las empresas tengan mayor acceso a Estados Unidos.

Aunque la certificación no es obligatoria, será un nivel más exigente para que las empresas puedan demostrar que están acatando la ley.

Sin embargo, una vez certificadas, la FDA está en derecho de poder declarar alimentos, plantas e incluso regiones en la lista roja, si ellos consideran necesario. Esto podría implicar que se retirase el producto o a la empresa del mercado, es decir, prohibirle poder exportar a Estados Unidos.

La aplicación de las medidas de control ayudaría a que muchas empresas salvadoreñas tuvieran menos fallos en sus procesos de producción. El objetivo es que las empresas piensen en "optimizar la competitividad y no la producción".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación